Dakota Tárrega sentada en el plató de 'Supervivientes'

Dakota de 'Hermano Mayor' arremete sin piedad contra Rocío Flores: 'Me toca la moral'

La joven está cansada de que todos la tachen de 'maltratadora', mientras que a Rocío Flores se le pasen cosas por alto al ser 'hija de'

Dakota Tárraga, la joven rebelde a la que Pedro García Aguado y el programa 'Hermano Mayor', cambiaron la vida, parece haberse cansado de esa imagen de 'maltratadora' que se lleva dando de ella todo este tiempo, cuando hay 'hijos de', como ella bien señala refiriéndose a  Rocío Flores, que han dado una paliza a su propia madre y no han sido capaces de arrepentirse o perdir perdón. 

Así, Dakota ha llegado al 'Deluxe' con ganas de guerra y no ha dudado en enfrentarse a todo y a todos, incluido Kiko Matamoros

«No me gusta verme en 'Hermano Mayor', porque es un pasado que muchos por ser 'hijos de' no lo han sacado. Es lo que me toca la moral. Lo de Rocío Flores no lo sacaron hasta que lo ha sacado la madre. Yo ya no soy esa, por eso me duele. Yo quiero que me tengan respeto, porque yo cuando salí en 'Supervivientes' tenía la misma edad que Rocío Flores y yo era una maltratadora», ha señalado indignada ante la situación. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Dakota y Rocío tienen en común su paso por Honduras, aunque la de 'Hermano Mayor' tiene muy claro que no es justo el acoso al que se ha visto sometida. Además, también critica la actitud que Alessandro Lequio ha tenido con ella, mientras que todo el mundo parece querer esconder el pasado de Rocío Flores y protegerla. 

«Alessandro Lequio, el 'perro no come perro', -ha alegado repitiendo las mismas palabras de Rocío Carrasco en su entrevista-, dijo que yo era una maltratadora, y que 'a ver que le hacía a mis compañeros'. No quiero nombrarle. A mi se me ha tratado como una puta basura, y no lo soy. Lo que no puede ser es que haya respeto para unos sí, y para otros no».

Dakota tiene muy claro que ella no ha sido tan mala ni tan retorcida como Rocío Flores. «No tengo ninguna denuncia de mi madre», ha declarado. «Y gracias a 'Supervivientes' he podido mostrar otra faceta. A mi no me llamáis como colaboradora y para opinar, y a ella incluso le dais el poder de vetar a la gente», ha criticado acerca del poder que ejerce la hija de Antonio David en Mediaset.

«La llamáis niña, pero de niña no tiene nada. Yo pienso que Rocío está manipulada, pero hasta cierta edad, porque a partir de los 18 tú te rebelas. Yo lo he vivido, y te hablo desde mi propia experiencia. Ella en ningún momento ha mostrado arrepentimiento», no ha dudado en señalar.  

Por otro lado, ha recalcado que «la palabra perdón no cuesta pedirla a nadie, y menos a tu madre, que es la que te ha parido. La que va a estar siempre. El día que se muera esa mujer, va a tener su herencia». «Lo primero para una reconciliación es pedir perdón. Entiendo que Rocío Carrasco no esté lista para hablar con su hija», ha añadido. 

Pero, Rocío Flores no es la única contra la que Dakota ha sacado su artilleria pesada, sino que incluso Kiko Matamoros  ha salido escaldado. El colaborador ha protestado ante las palabras de la joven, con las que no estaba de acuerdo, y entonces ella ha terminado explotando. 

«Pedir perdón no cuesta nada, y tú eres el menos indicado para hablar porque tú sabrás los problemas que has tenido con tus hijos en televisión. El silencio te favorece», le ha advertido Dakota entre gritos.

«A ti, tu hijo te ha venido a criticar en plató, pero a mí no», ha apuntado. Unas palabras que han molestado mucho a Matamoros, quien no ha aguantado más y ha abandonado el plató del 'Deluxe'. «Yo la he oído como ha hablado antes a su madre por los pasillos», ha contraatacado el tertualiano dando a entender que Tárraga mentía acerca de la relación con sus padres. 

Sin embargo, ella no se ha dejado amedrentar. «Yo le arrebato todo lo que diga», ha señalado tajante la joven, quien tampoco ha dudado en explicar el proceso por el que ha pasado para poder recuperarse.

«Yo para reconciliarme con mi madre, tuve que pasar por un psicólogo, y luego me derivaron a un psiquiatra. Ahí me diagnosticaron pastillas para dormir porque estaba enganchada a las drogas, me enganché a todo lo peor. No justifica el daño que he hecho y me arrepiento bastante de eso, pero a mí nadie me puede decir nada de mis padres».

«Mis padres han estado siempre a mi lado. Me arrepentí en el momento en el que me vi en televisión, yo no pensaba que era así. No me lo podía creer, porque pensaba que actuaba mal, pero no tan mal. A mí no va a venir nadie a decirme nada, porque ahora me llevo más que bien con ellos».