Marisa Martín-Blázquez desenfocada

Una colaboradora de Telecinco revela una enfermedad tras burlas a 'algo de su cara'

La periodista ha hecho pública su patología por la gran cantidad de críticas que ha recibido

Marisa Martín-Blázquez es una de las colaboradoras de televisión más reservadas. Sin embargo, eso no la ha dejado exenta de recibir críticas en sus redes sociales cada vez que aparece públicamente.

Por eso, y harta de recibir una gran cantidad de comentarios burlándose de su físico, la periodista ha decidido contar la enfermedad neuromuscular que padece desde joven. 

«Hoy he decidido contaros algo mío y muy íntimo. Hay mucha gente que en mis redes sociales, y sin conocimiento de causa, hace sorna y burla de algo que se ve en mi cara», ha empezado explicando Marisa Martín-Blázquez, junto a una serie de instantáneas suyas. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Me dicen que deje de operarme, que qué me he hecho en la cara. Incluso, si googleas mi nombre, una de las primeras cosas que encuentras es: 'Marisa M-B, ojo'».

Marisa Martín-Blázquez revela la enfermedad que padece

Así, la colaboradora de 'Viva la vida' ha desvelado que con 23 años le diagnosticaron miastenia gravis, «una enfermedad neuromuscular autoinmune y crónica, caracterizada por grados variables de debilidad de los músculos esqueléticos (los voluntarios) del cuerpo». 

Marisa Martín-Blázquez lleva más de 20 años conviviendo con esta patología y aunque sufre crisis ocasionalmente, ha aprendido a convivir con ella. Ambas se llevan «relativamente bien» y se respetan. «Intentamos no fastidiarnos». 

La miastenia gravis «empieza con un cuadro insidioso de pérdida de fuerzas, que se recuperan con el descanso, pero que reaparece al reiniciar el ejercicio. Suele iniciarse en los músculos perioculares».

Además, la periodista ha señalado que la característica principal de esta enfermedad es «una debilidad muscular que aumenta durante los períodos de actividad y disminuye después de los períodos de descanso». 

De esta forma, algunos músculos, como los ojos y los párpados, se ven afectados por la miastenia gravis. La colaboradora también ha enumerado algunos de los síntomas, como el cansancio agudo o la falta de fuerza muscular.

«Los músculos que controlan la respiración y los movimientos del cuello y de las extremidades también pueden verse afectados, pero, por fortuna, más tardíamente».

Marisa Martín-Blázquez sonriendo
Una colaboradora de Telecinco revela una enfermedad tras burlas a 'algo de su cara' | GTRES

La importancia del deporte

Marisa Martín-Blázquez también ha aprovechado la oportunidad para concienciar de la importancia de realizar actividad física, sobre todo para las personas que, como ella, padecen miastenia gravis. 

«Jamás he dejado de hacer deporte. Este me ha salvado. Mi enfermedad crónica y autoinmune comenzó a ralentizar su evolución gracias a él».

«El deporte, muchas veces, es la mejor de las medicinas. Yo sigo, de manera disciplinada, las pautas médicas de mi neurólogo y mi médico, pero el deporte ha hecho que la miastenia gravis y yo seamos buenas compañeras de viaje de vida».

«Gracias a mi entrenamiento de fuerza, no solo he reducido mi debilidad muscular, sino que soy más fuerte que muchas personas sanas y que no padecen la enfermedad». Por este motivo, la periodista ha animado a sus seguidores a hacer actividades físicas. 

La lección de Marisa

Marisa Martín-Blázquez ha querido hacer pública su enfermedad para demostrar que en la mayoría de ocasiones las críticas que recibe la gente se hace sin conocimiento previo de la situación por la que puede estar pasando una persona, algo que debería cambiar.

«En ocasiones criticamos (me incluyo) sin saber, hacemos juicios de valor erróneos y podemos hacer daño», ha subrayado la periodista. «Soy imperfecta y enferma crónica y me quiero así». 

«No quiero que os parezca nada especial, no necesito que lo lamentéis. Estoy bien y he aprendido a convivir con mi enfermedad».

La periodista ha finalizado su mensaje solidarizándose «con quienes padezcan cualquier tipo de enfermedad y no son bien vistos por quienes se creen perfectos y dueños del saber y del poder a base de su falta de empatía e ignorancia».