ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Rocío Carrasco hablando por teléfono fuera de plató

Los brutales ataques de ansiedad de Rocío Carrasco que casi paralizan la docuserie

El programa 'Socialité' ha indagado en exclusiva en el archivo secreto de la docuserie

'Socialité' ha destapado en exclusiva el archivo clasificado del documental de  Rocío Carrasco, información inédita hasta el momento en la que se narra que la hija de 'la más grande' llegó a sufrir hasta dos ataques de ansiedad que obligaron a parar la grabación y en las que tuvo que intervenir Fidel Albiac.

«Rocío Carrasco sufre dos brutales cuadros de ansiedad durante la grabación de la serie documental. Unas crisis que llegan a poner en serio peligro la grabación», informan en el programa de María Patiño.

Al parecer, Rociíto se rompe al relatar el episodio de la paliza de su hija. «Una de las terribles crisis de ansiedad que sufre Rocío Carrasco se produce durante el relato de la brutal paliza que recibe de su hija Rocío Flores. Revivir la violenta agresión de su hija y los hechos posteriores imapcta emocionalmente a Rocío Carrasco... Hasta tal punto que comienza a faltarle la respiración. Sus pulsaciones se aceleran. Rocío Carrasco se rompe y pierde el control de sus emociones», narran. 

La hija de 'la más grande' solo se calma cuando llega su marido. «Está sufriendo una crisis de ansiedad. El equipo del programa se asusta y la dirección decide parar la grabación. Rocío no puede respirar. En ese momento, Fidel entra en el estudio de grabación. La cara de Fidel está desencajada y se pone nervioso al ver lo que está sucediendo. Con su ayuda, Rocío Carrasco se tranquiliza y consigue recupera la normalidad poco a poco». 

Después de ese complicado episodio, llegan a sugerirle parar la grabación por su propio bien. «La dirección del programa habla con Rocío y le sugiere que la grabación termine por hoy. Han tocado un tema muy delicado». Sin embargo, Carrasco se recompone justo a tiempo. 

«Pero Rocío se recompone y pide que la grabación continúe. El equipo del programa se sorprende con la profesionalidad de Rocío». Así, fue ganándose el cariño del equipo de producción. «Las 28 personas que participan en la serie documental desde el inicio, afirman que trabajar con Rocío Carrasco ha sido algo muy grato. Lo que acaba de suceder les ha dejado impactados».

Según cuentan, las grabaciones tuvieron lugar durante cuatro semanas, de nueve de la mañana, cuando recogían a Rociíto en su casa, hastas las siete de la tarde, con solo un parón para comer. «Se hacen de forma ininterrumpida y de manera cronológica. Las grabaciones comienzan el 2 de febrero de 2021, que se extiende durante cuatro semanas en un búnker secreto en Madrid». 

Cuando Rocío y Fidel llegan al lugar secreto de la grabación, comienza el proceso de maquillaje, peluquería y vestuario. Después, se produce la reunión privada con la dirección de la serie documental y se deciden los temas por los que será preguntada. Rocío comió en el lugar de la grabación mientras el equipo salía fuera a comer. No querían que nadie supiera que estaban allí.

Lo que más destacan, es que el equipo quedó fascinadoo por el carácter cercano de Fidel. «La cercanía y el carácter de Fidel llama mucho la atención del equipo. Él se encarga en algunas ocasiones de llevar la comida para Rocío y la dirección del programa. Su lugar favorito es un lugar de pollos asados cercan al estudio. El equipo se siente cuidado por la pareja». 

Un día, incluso se ofreció a hacer la comida. «En el estudio de grabación hay una cocina y un día Fidel se empeña en hacer él la comida. Quiere que el equipo coma caliente y propone preparar pescado para todos. Finalmente se descarta la idea por no haber tiempo suficiente». 

Otro aspecto en el que han indagado en 'Socialité', es el vestuario que escogió Rocío para la grabación. «Una semana antes de empezar la grabación, Rocío escoge el vestuario, aunque la elección del traje fucsia que lleva, se hace instantes al comienzo de las grabaciones. No es una decisión tomada por ella, sino que se deja aconsejar por los directores».

Algo, que también ocurre el día de la entrevista en directo. «Al igual que para su reaparición en televisión el día de la entrevista. El traje del pantalón azul que utiliza Rocío Carrasco en la entrevista era otra opción, pero se reservó por su intención de trasmitir serenidad, fuerza y renovación».