Primer plano de Bertín Osborne en un acto promocional de American Prime

Bertín Osborne, fuera de sus casillas por su hijo Kike: 'Que alguien pare esta barbaridad'

El presentador estalla en Instagram contra la 'Ley Celaá', a debate este jueves en el Congreso

Bertín Osborne ha explotado en redes sociales a cuenta de la Ley Celaá, que se debate este jueves 19 de noviembre en el Congreso, y que está ideada por la ministra Isabel Celaá. Dicha ley, tiene el objetivo de integrar a los alumnos con necesidades especiales en centros ordinarios fijando un plazo de diez años. Muchos padres de niños con discapacidad están indignados por esta decisión y algunos, como Bertín Osborne, ha estallado en su cuenta de Instagram dejando ver el enfado que siente.

El cantante denuncia en público que esta integración de la nueva ley de educación provocaría un gran problema para su hijo Kike, quien sufre parálisis cerebral, y para los alumnos que se encuentren en su misma situación. En un vídeo demoledor del presentador de 'Mi casa es la tuya', Bertín se ha explayado como nunca para criticar la 'Ley Celaá'.

Bertín ha mostrado su enfado con esta nueva disposición que describe como una «aberración. Como el mío hay docenas y docenas de miles de niños en España que necesitan permanentemente atención a todas las horas del día. No creo yo que en un colegio ordinario vaya a haber terapeutas sentados al lado de mi hijo o de muchos miles como él».

El cantante y presentador no ve correcto la integración de niños con discapacidad en los centros escolares ordinarios ya que, para Bertín, a muchos de ellos «van a tener que cambiarles los pañales cada dos horas, darles de comer, suministrarles las medicinas e intentar entender lo que les dicen. Eso teniendo en cuenta que van a estar rodeados de alumnos que no tienen ningún problema y que, probablemente todo el cariño y todo el amor que hay en un colegio de educación especial allí se va a tornar en bullying».

«Yo no sé quién habrá sido el iluminado al que se le ha ocurrido hacer este cambio»

Bertín, que creó junto a su mujer Fabiola Martínez la 'Fundación Bertín Osborne' para dar apoyo y orientación a aquellas familias que tienen hijos con alguna lesión cerebral, ve «impensable» la desaparición de los centros especiales y su integración en los colegios ordinarios.

«Yo no sé quién habrá sido el iluminado al que se le ha ocurrido hacer este cambio, porque los que supuestamente somos beneficiados, yo sí les digo con seguridad que somos los perjudicados porque hay miles de niños con lesiones cerebrales de todo tipo pero hay muchos miles y no sé si decir cientos de miles que no tienen absolutamente ninguna autonomía y que son cien por cien dependientes. Y a ellos en un colegio ordinario no les van a poder ayudar, ni van a poder mejorarles ni van a mejorar tampoco su calidad de vida, sino todo lo contrario», responde Bertín.

«Ojalá alguien con dos dedos de frente pare esta barbaridad», sentencia Bertín

Osborne habla de que la Ley que se debate hoy en el Congreso «la ha hecho alguien que no tiene ni idea de lo que está haciendo y que desconoce la problemática». Y asegura que «nosotros los padres seríamos los primeros que querríamos que nuestros hijos fueran a un colegio ordinario. Lo que pasa es que no se puede luchar contra la realidad, y la realidad es muy terca. Nuestros hijos son como son y hay un porcentaje enorme de niños como el mío que van a ver perjudicado su desarrollo y su vida, así que ojalá que haya alguien con dos dedos de frente que pare esta barbaridad».

Por otra parte, Mariana Lombardo, directora del Colegio Celia y Pepe de Educación Especial, ha asegurado en 'La Razón' no entiende por qué se debate «el cierre de los centros de Educación Especial y no el de los Centros de Alto Rendimiento, por ejemplo». Otra profesora, Lorena Lobato, afirma que en estos colegios de Educación Especial “se ofrece atención individualizada”, difícil de conseguir en un centro ordinario. “Somos dos profesores por aula de cuatro a seis alumnos, para sacar su máximo potencial”, añade.


Comentarios