Anabel se ha roto en Sálvame

Anabel Pantoja, obligada a abandonar Sálvame debido a su inesperada enfermedad

Anabel Pantoja atraviesa un momento complicado

Anabel Pantoja  debe hacer frente a un nuevo disgusto, y es que la colaboradora se encuentra profundamente indispuesta.

Tanto es así, que no podía acudir a su puesto de trabajo en Sálvame, como viene siendo habitual.

Un bache en su salud que llega en el peor momento para la influencer. "Estoy en Sevilla. Hoy tenía que viajar para trabajar en ‘Sálvame’, pero estoy con todo lo de mi padre, que va lento, y aparte ayer tuve que ir a urgencias", explicaba a sus compañeros.

“Hospital central se va a llamar mi vida ahora”, llegaba a bromear. Y es que una faringitis aguda la tiene postrada en la cama.

Imagen de Anabel Pantoja en 'Sálvame'
Anabel Pantoja anuncia que se encuentra recuperándose de una faringitis | Telecinco

"He tenido que ir a urgencias porque tengo faringitis aguda, tengo unas placas en la garganta increíbles, no puedo apenas hablar y mal cuerpo".

"Entonces me voy a quedar aquí porque encima a la Merchi la operan el jueves. Se nos junta todo. Hospital Central se llamaría mi vida ahora mismo. Estoy bien, dentro de lo que cabe y a seguir luchando", aseguraba con optimismo.

Aunque esta circunstancia la ha obligado a relativizar las cosas: "Toca cuidarse chicos, toca tomarse la vida de otra manera, toca echarle huevos y, sobre todo, toca vivir".

Pero ella no es el único miembro del clan Pantoja que debe enfrentar un problema de salud.

El mal momento que atraviesan los Pantoja

Tras sufrir un fuerte ataque de gota que le obligaba a andar con muletas, Kiko Rivera anunciaba que también padece diabetes.

"Estamos acostumbrados a subir solo las cosas bonitas. Pues bien, desde este jueves que estuve en el médico, me han diagnosticado diabetes (herencia de mi madre y mi tío Bernardo)", confesaba el Dj a sus seguidores.

"Estoy asimilándolo todavía y estos son los números en ayunas. Toca cuidarse chicos, toca tomarse la vida de otra manera, toca echarle huevos y, sobre todo, toca vivir", sostenía.

Mientras que, por otro lado, su madre, Isabel Pantoja, se encuentra luchando contra una severa depresión.

Montaje con las caras de Kiko Rivera e Isabel Pantoja
Kiko Rivera e Isabel padecen la misma enfermedad | La noticia digital

"Mi madre tiene depresión, siempre lo he dicho, mi madre tiene problemas", reconocía. "Ha pasado todo lo que ha pasado sin tratamiento y ahora tiene ayuda y le habrán recomendado que no esté con el teléfono".

"La información le llega, así que si le han aconsejado que no tenga teléfono por su salud, lo está haciendo".

▶️ Anabel Pantoja estalla y pierde los papeles tras el último rumor de Omar Sánchez

Ajena a los dramas familiares, Anabel ha estado muy enfocada en la salud de su padre, Bernardo Pantoja, que pasaba varias semanas internado en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, en Sevilla.

De hecho, ni siquiera dudaba a la hora de dejarlo todo para estar a su lado y cuidarle. Pero, por suerte, la Pantojita no está sola en esta etapa tan complicada. Y es que recibe continuas muestras de cariño.

Anabel y Kiko tienen un tonteo bastante evidente
Anabel se distrae de los problemas en 'Sálvame' | Telecinco

"Como ya sabéis, estoy pasando un momento bastante complicado. Y no estoy trabajando, ni tampoco dedicándome a nada de aquí".

"Solo a estar al lado de él, aparezco por aquí porque quería agradecer a todo el equipo del Hospital Universitario Virgen del Rocío", compartía con sus seguidores.

Las enfermeras como lo cuidan, los médicos como le ayudan, la seguridad como está pendiente de él y de nosotros, las señoras de la limpieza como lo miman, los mismos compañeros y familiares".

"A todos los que me habéis escrito preguntándome por él, solo puedo deciros que nada más el hecho de perder un minuto de vuestra vida para interesaros por él, ya me siento afortunada con vosotros", apuntaba. 

"Pensaba que no tenía a tanta gente a mi lado. Ahora, hay que seguir luchando y aquí estará su princesita, como él dice y aquí estaré siempre. Os queremos y agradecemos, mi padre y yo".