Ana Rosa en un acto prmocional de El Mundo

Ana Rosa Quintana se calla al saberlo: 'La verdad es que estoy impactada'

La detención por tráfico de drogas de este reconocidísimo bailarín deja en shock a la presentadora

Este miércoles, 'El Programa de Ana Rosa', emitido por Telecinco, se ha hecho eco de una noticia muy impactante que ha dejado en shock a su presentadora, Ana Rosa Quintana, y a algunos de sus colaboradores.

Y es que el reconocidísimo bailarín Rafael Amargo ha sido detenido este martes por los presuntos delitos de organización criminal y tráfico de drogas en una operación de la Policía Nacional que todavía sigue abierta. En el marco de la misma, los agentes han arrestado a cuatro personas, entre ellas la pareja del coreógrafo, y se están llevando a cabo varios registros, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

El programa ha aprovechado la ocasión para conectar con el centro de Madrid para conocer la última hora sobre este polémico caso que, como es evidente, va para largo y va a dar mucho qué hablar. «Iba a estrenar mañana, de verdad... Hombre, vamos a ver todos los datos. A mí, un artista con ese talento, ¿qué necesidad tiene?», se preguntó Ana Rosa, dándole al artista el beneficio de la duda y sin querer aceptar la realidad.

«Qué necesidad tiene una persona tan virtuosa de meterse en estos delitos»

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Yo la verdad es que me he quedado impactada al leer la noticia», se empeñaba la presentadora. Pero, Patricia Pardo le contestaba contundente: «sí, dices qué necesidad tiene una persona tan virtuosa de meterse en asuntos o presuntos delitos de este tipo, cuesta hacerse a la idea, pero es así».

La colaboradora le recordó que esto no es un chivatazo aislado o un rumor cualquiera, sino que es fruto de una investigación que lleva desarrollándose a lo largo de un año e insistió en que, efectivamente, el bailarín está detenido por pertenecer a una organización criminal vinculada al tráfico de drogas.

Amargo fue arrestado sobre las ocho de la tarde del martes 1 de diciembre por agentes de la Policía Nacional a la salida del teatro donde ensayaba 'Yerma', una obra que esperaba estrenar este jueves. El bailaor pasó la noche en los calabozos de la comisaría de la Policía Nacional de Centro, en la calle de Leganitos, en la capital, y por el momento se desconoce cuando pasará a disposición judicial.

Amargo, imputado por pertenecer a una organización criminal y tráfico de drogas

La operación esta bajo secreto por orden judicial, si bien las fuentes han precisado que Rafael Amargo está en principio imputado por un delito de pertenencia a organización criminal y otro de tráfico de estupefacientes, en concreto, metanfetaminas.

Luciana Bongianino, actual pareja del artista, era su asistente de producción. A estas horas permanece en los calabozos de la comisaría junto al bailaor, su productor, Eduardo de los Santos, y otro amigo íntimo del artista.

Los cuatro, según fuentes policiales, formarían una estructura criminal con el objetivo de la obtención y distribución del tráfico de metanfetaminas, concretamente “cristal”. Los investigadores creen que obtenían el estupefaciente (no lo cocinaban ellos, no se han desmantelado laboratorios) para luego distribuirlo por Madrid: por Malasaña, Chueca y otros barrios del centro de la capital.

Distribuían 'cristal' por Malasaña, Chueca y otros barrios del centro

La “operación Cuervo”, desarrollada por los agentes de Judicial de la comisaría de Policía Nacional de Centro, tiene detrás ocho meses de investigación y ha estado tutelada por el Juzgado de Instrucción número 48 de Plaza Castilla. 

El juez tendrá que decidir según los indicios presentados por la Policía la situación procesal de cada uno basándose también en el arraigo familiar, la reiteración delictiva o posibilidad de destrucción de pruebas que interfieran en la investigación.

Asimismo, como apunta La Razón, es probable que el juez correspondiente deje en libertad con medidas cautelares como la retirada del pasaporte y la obligación de ir a firmar al juzgado de forma quincenal o semanal. No obstante, de momento se encuentran en dependencias policiales, donde han pasado su primera noche y también pasarán esta.