Ana Rosa Quintana en 'El Programa de Ana Rosa' el 10 de enero del 2017

Ana Rosa Quintana y su angustia: 'Dormía en un sofá en casa'

La presentadora ha confesado uno de los momentos más difíciles de su vida

Ana Rosa Quintana está en el punto de mira. Su enfrentamiento con Pablo Iglesias le ha situado en una posición muy complicada. Sus detractores le tachan de dictadora, y las redes sociales se han llenado de mensajes que piden su fulminante despido de Telecinco.  

Sin embargo, la periodista tiene una amplia experiencia en la pequeña pantalla, y ha conseguido salir airosa de la situación. Recordemos, que el político le acusó de «difundir mentiras de la ultraderecha en horario de máxima audiencia». Algo que la presentadora negó tajantemente. «Usted es un fascista que me está señalando», le espetó.  

Lo cierto, es que el encontronazo entre Ana Rosa y Pablo Iglesias ha dado mucho de qué hablar. El público joven está al lado de líder político, pero hay muchos profesionales que han aplaudido la respuesta de la periodista. No obstante, el debate ha generado una gran polémica, y hay mucha gente que está sacando a la luz su lado más oscuro.  

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La presentadora se niega a sentirse acosada, y ha hecho una confesión que ha dejado sin aliento a los espectadores de su programa. Recientemente, la ministra socialista de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha recibido una grave amenaza.  

Ana Rosa ha aprovechado este episodio para reivindicar la libertad de expresión, y sentenciar los comportamientos autoritarismos que pretenden silenciar determinadas opiniones. Para causar un mayor impacto, ha recordado uno de los episodios más traumáticos de su vida.  

La periodista se sintió acosada por una persona que le hizo temer por su integridad. Así que, no tuvo más remedio que contratar seguridad privada, y poner el asunto en manos de la justicia.  

«Tuve una persona durmiendo en el sofá de mi casa» 

Ana Rosa Quintana es madre de tres chicos: Álvaro, Jaime y Juan. La presentadora estuvo muy preocupada por ellos. Pues, si su acosador se atrevía a entrar en su vivienda, sus hijos también sufrirían las consecuencias. Por ese motivo, se vio obligada consumir los servicios de un guardaespaldas personal.  

«Yo tuve que tener una persona de seguridad durmiendo en el sofá de mi casa, en el salón y no se lo dije a nadie», confiesa. La periodista no ha querido dar demasiados detalles. De hecho, no ha especificado ni cuándo, ni por qué, sucedió este terrible episodio.  

«Pasó hace mucho tiempo», se ha limitado a decir. Este testimonio es muy importante para otros famosos que se han sentido agredidos. La política socialista Reyes Maroto no ha sido la única. Una de las míticas rivales de Ana Rosa, María Teresa Campos, también sufrió un suceso muy parecido.  

La abuela de Alejandra Rubio trabajaba en la radio de Málaga, y una de sus oyentes no paró hasta encontrarla. «Aquella mujer estaba obsesionada. Un día, íbamos por la calle, y apareció. Se abalanzó sobre mi madre con un bote de pintura para echárselo en el pelo, y yo inmediatamente me puse en medio. Me golpeó la boca con el bote y comencé a sangrar», contó Terelu en 'Viva la vida

Ana Rosa Quintana se ha solidarizado con todos los rostros conocidos que han sufrido algo parecido. La última ha sido la ministra de Industria, quien ha recibido una navaja ensangrentada.  

«La policía sabe lo que tiene que hacer», recuerda la reina de las mañanas de Telecinco. Las redes sociales se han llenado de mensajes de apoyo, y muchos medios han recogido esta noticia. Quizá, la confesión de la presentadora, haya servido para que nadie más vuelva a atacarla de una forma tan cruel.  

Después de su enfrentamiento con Pablo Iglesias, mucha gente ha juzgado su forma de trabajar. E incluso, se ha burlado de ella, entrando en el terreno personal, para dar la cara por el líder político. ¿Habrá recibido alguna disculpa después de relatar este traumático acontecimiento?