Ana Rosa Quintana en 'El Programa de Ana Rosa' el 10 de enero del 2017

Ana Rosa Quintana, obligada a cogerse fiesta: 'Mi casa se ha complicado'

La presentadora tiene que cumplir 10 días de cuarentena preventiva tras ser contacto directo de un positivo en coronavirus

Ana Rosa Quintana lleva varios días presentando 'El programa de Ana Rosa' desde casa porque tiene que guardar 10 días de cuarentena preventiva, ya que fue contacto directo de un positivo por coronavirus y debe seguir el protocolo para estos casos.

Hasta ahora, la presentadora no ha tenido ningún tipo de problema en presentar desde casa, una casa que todos los espectadores hemos podido conocer casi con todos los detalles, ya que Ana Rosa ha llegado a presentar desde diferentes habitaciones.

Pero a la periodista le queda todavía unos días de cuarentena y ya ha avanzado que no va a poder presentar el programa en lo que queda de semana. ¿La razón? Que ya no está sola en casa y le es muy difícil compaginar sus varias horas de conexión en directo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Los primeros días en los que presentó el programa desde su casa, la presentadora estableció su salón como centro de operaciones, y los espectadores pudimos ver esa combinación de muebles clásicos y otros más modernos, así como el resto de decoración que la acompaña en su día a día.

El lunes, sin embargo, sorprendió cambiando la localización desde la que conectaba con todos los espectadores. Ana Rosa Quintana se trasladó a otra sala que parece ser su despacho, con buenas vistas al jardín y una pintura a su espalda que ha llamado mucho la atención.

Tras varias horas de programa, Ana Rosa se despidió de la audiencia hasta el próximo lunes, a pesar de que todavía le quedaban el programa de este martes y el del miércoles por presentar, pero rápidamente dio su explicación a su ausencia: «Mi casa se ha complicado, tengo a los chicos en casa».

Efectivamente, los hijos de Ana Rosa Quintana ya están disfrutando de sus vacaciones de Semana Santa, lo que en la práctica ha obligado a su madre a adelantar las suyas. El lunes se encerró en su despacho para que los niños tuvieran la casa libre para ellos, pero al parecer no fue suficiente y la presentadora es consciente de que no va a poder presentar tranquila.

Por suerte, no serán muchos días, ya que el jueves y el viernes no habrá programa al tratarse de los días festivos de Jueves Santo y Viernes Santo, y luego ya llega el fin de semana. Además, para el próximo lunes lo más probable es que ya pueda volver al plató, lo que sin duda facilitará su tarea.

Vacaciones adelantadas por Semana Santa

Ana Rosa Quintana ha explicado también lo que está suponiendo para ella esta cuarentena obligatoria que tantos españoles han tenido que vivir desde hace un año de pandemia

La presentadora admite que está deseando volver a la normalidad y que estos días en casa se le están haciendo cuesta arriba, especialmente porque España está teniendo un clima bastante favorable, con temperaturas muy agradables y días soleados que invitan a salir a dar paseos y no a quedarse encerrado en cuatro paredes.

Por suerte, la presentadora tiene un jardín en el que puede tomar el aire aunque no pueda salir de su terreno. Además, está encontrando tiempo para otras cosas: «Estoy fenomenal, engordando. Imagínate, en Semana Santa y sin poder salir de casa. Ya he probado las torrijas», bromeó con sus compañeros desde el plató, añadiendo: «Así que me vais a permitir que me reincorpore de nuevo el lunes porque me tengo que poner a hacer torrijas».

A la presentadora le quedan todavía unos días de encierro en casa, pero ahora por lo menos no estará sola o trabajando, sino que podrá compartir tiempo con sus hijos, lo que seguro que también le supone un alivio, primero por poder pasar tiempo con ellos y segundo porque la mantendrán ocupada lo suficiente para no aburrirse tanto tiempo en casa.