Primer plano de Ana María Aldón seria

Ana María Aldón se desmarca por completo de Ortega Cano y toma medidas

Ana María Aldón se ha impuesto y espera encontrar su momento

Ana María Aldón se ha cansado de ser la segunda en discordia en su matrimonio. El fantasma de Rocío Jurado parece seguir muy presente y en el corazón de su marido, Ortega Cano. Justo por eso, se ha cansado de aguantar los desprecios que lleva mucho tiempo recibiendo.

"Yo no soy Rocío Jurado, pero soy persona. Quiero sentir que hago dichoso a mi marido y que es feliz conmigo", sentenciaba.

Unas declaraciones que generaban un gran revuelo y que evidencian una grave crisis entre la pareja.

Ana María Aldón de perfil llorando en un plató de televisión
Ana María Aldón se ha derrumbado en televisión | Mediaset

Algo que la propia Aldón terminaba desmintiendo. "Yo no estoy sometida", aseguraba contundente.

Y dejaba claro que ella no había tocado nada de la casa de su marido, y que tampoco lo necesita.

"Yo no he quitado un cuadro de Rocío para poner uno mío. Es mi hogar donde vivo pero yo no pongo y dispongo. Tengo otra perspectiva. Mi marido tiene lo suyo y yo tengo lo mío".

"Yo tengo una casa y está en Sanlúcar", dejaba claro. "Yo no he cambiado jamás ningún cuadro de lugar. Jamás", decía respecto a los recuerdos de Rocío Jurado que adornan la casa de Ortega Cano.

Por otro lado, la colaboradora le reprochaba al torero que no hubiese estado a la altura de las circunstancias.

"Esperaba un 'estoy aquí a tu lado', 'vamos a tirar pa lante', pero con un poquito de alegría que la vida es un regalo", lamentaba.

Foto de Ana María Aldón y José Ortega Cano caminando por la calle junto a su hijo José María
Foto de Ana María Aldón y José Ortega Cano caminando por la calle junto a su hijo José María | Europa Press

Aldón insistía en que "está enamorada y espera que llegue el momento de que podamos disfrutar".

"Y remarcaba que está donde quiere estar y con quien quiere estar. Es mi lugar".

La controversia generada en torno a la relación de Ortega Cano y su mujer llegaba al punto de que incluso Conchi, hermana del diestro, se pronunciaba al respecto.

▶️ Ana María Aldón recuerda los traumas que casi no consigue superar

"Mi hermano es un santo y se porta muy bien conmigo. A mi hermano solo me faltó parirlo. Yo los veo estupendamente, muy bien".

"Ni voy a opinar, ni quiero saber nada. Mi hermano se porta muy bien", sentenciaba.

Y dejaba caer que incluso le reprendía en ocasiones por su actitud: "Yo a veces le digo, 'José no vayas a creerte que eres San José'. Mi hermano es muy buena gente", recalcaba.

Ana María Aldón y Ortega Cano hacen frente a la peor crisis de su matrimonio

Una postura que comparte con Aldón, que defendía públicamente el amor que siente por Ortega Cano.

"Mi marido es muy buena persona y nunca le haría daño. No tengo intención ninguna de hacerle ningún daño".

"Lo que dije públicamente a la persona que menos le debe sorprender es a él. Conocemos todo el uno del otro, se comparte todo…"

"A él no le puede venir grande. Lo que dije es la verdad. En mi matrimonio solo caben dos personas", sentenciaba.

Y a pesar de que dudaba ante la pregunta de si cree que su marido la quiere en la misma medida, es consciente de que la memoria de 'la más grande' pesa mucho.

"Supongo que sí.... Si sigue a mi lado es por algo. Rocío dejó una huella muy grande en su vida y su corazón pero él tiene un corazón grande y hay sitio para las dos", señalaba.

"Desde que empezó la docuserie le noto más ausente. No sé si piensa más en ella, no lo sé, pero está más ausente", daba a entender.

José Oretga Cano y Ana María Aldón en el funeral de Jaime Ostos
José Oretga Cano y Ana María Aldón en el funeral de Jaime Ostos | GTRES

"Ha cambiado en general, no solo conmigo. Está más cabizbajo, está triste. Y yo lo que quiero es que esté contento, quiero verlo en movimiento".

Además, Aldón negaba que entre sus planes estuviese divorciarse. "Sí, dormimos juntos, y no me voy a separar. No pienso separarme, no es una cosa que tengo pensada".

"Antes de venir me ha dicho ‘suerte y ánimo’. Yo tampoco estoy atravesando una buena semana. Mi estabilidad mental no está muy allá".