Posado de Alejandra Rubio frente al cartel de "La isla de las tentaciones"

Alejandra Rubio relata su pesadilla con el coronavirus en su regreso a 'Viva la vida'

La hija de Terelu Campos ha confesado porque ha estado ausente el último mes

Durante todo agosto, Alejandra Rubio ha estado alejada de la pequeña pantalla por haber dado positivo en coronavirus. Ahora, un mes después, la hija de Terelu ha vuelto al plató de 'Viva la vida'. 

Allí ha explicado cómo ha vivido ella el encierro. «He estado en casita confinada. Cogí el virus después de las vacaciones», ha manifestado. A pesar de haber tenido que estar haciendo cuarentena por haber resultado positiva en Covid-19, no la ha tenido que hacer sola, ha estado acompañada de su pareja: Álvaro Lobo. 

«Me empecé a encontrar mal, tenía fiebre. Me levanté al día siguiente y no me sabía a nada la comida. Fui al hospital y di positivo», ha contado cómo se enteró de que padecía el virus. Allí también ha confesado que ha sufrido casi todos los síntomas que se conocen aunque no de una forma muy grave, a excepción de los respiratorios. 

Aunque generalmente la cuarentena suele ser de 14 días, Alejandra Rubio ha estado confinada durante todo un mes y esto se debe a que la prueba PCR seguía dando positivo, pese a que el test de sangre salía negativo. «Se queda el gen del virus. No contagio, pero no quería salir a la calle por si acaso». 

A pesar de haber estado encerrada sola junto a su novio, la colaboradora se ha sentido muy acompañada por su familia. Todos los días recibía la llamada de su madre, Terelu Campos, y de su abuela, María Teresa Campos. Y su tía, Carmen Borrego, era la persona que le llevaba la comida y se la dejaba en el ascensor. 

Madre e hija confinadas

Terelu quien había manifestado su preocupación por su hija, ha reconocido que está «muy orgullosa» por como ha llevado su primogénita el confinamiento. Y ha desvelado que ella también estuvo unos días en cuarentena porque ocho días antes de que Alejandra diera positivo, habían estado juntas.

«Estamos pidiéndole a los jóvenes que sean prudentes y que sean consecuentes. Para mí, Alejandra ha sido un ejemplo. Ella ha sido rigurosísima con todo lo que tenía que hacer», ha explicado. 


Comentarios