José Antonio Avilés, Ana María Aldón, Ortega Cano, María Jesús Ruiz y Jorge Sanz brindando en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'

Acusan a Telecinco de tongo por la ganadora de 'Ven a cenar conmigo': 'tramposos'

Los espectadores opinan que ha habido un pacto para que fuera ella la que ganara el premio

La última entrega de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition' ya tiene una nueva ganadora: Ana María Aldón. La mujer de Ortega Cano logró alzarse con el premio gracias a su menú compuesto por una ensalada de tomate rosa con aguacate, un plato de solomillo y su postre 'Suspiros de gloria', unos pastelillos rebozados con azúcar y canela que iban rellenos de manzana. José Antonio Avilés y Jorge Sanz quedaron muy satisfechos con la cena y, a pesar de que María Jesús Ruiz encontró algún que otro 'pero', Ana María Aldón logró la máxima puntuación.

Al menú, que para algunos espectadores ha sido cuestionable, se le sumó el final de fiesta donde Ortega Cano sorprendió a todos con su presencia. El jardín del chalé de la familia Ortega-Aldón fue el escogido para una actuación musical en vivo que terminó por hacer las delicias de los comensales.

Ana María Aldón no merecía ganar

Los espectadores de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition' siguieron con atención las cenas del conjunto de participantes y llegaron a la conclusión que Ana María Aldón no se merecía ganar. En opinión de los usuarios de las redes sociales, el menú de la diseñadora era muy básico en comparación a las elaboraciones del resto de participantes.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Ana María ganando con un tomate y un solomillo y unas patatas fritas» señalaba un espectador en Twitter. «Ha ganado con un tomate cortado sin pelar» opinaba otro. Al margen de las opiniones sobre el menú de Ana María Aldón que puede gustar más o menos, si hay algo que verdaderamente ha molestado a los espectadores es el posible trato de favor que ha habido entre ella y José Antonio Avilés.

Posible pacto entre dos concursantes

La audiencia no ha dejado escapar la buena relación entre José Antonio Avilés y Ana María Aldón. Teniendo en cuenta que ambos compartieron experiencias en 'Supervivientes' y que ahora también se encuentran trabajando juntos en 'Viva la vida', los usuarios de las redes sociales han visto que entre los dos podría haber existido una especie de pacto para hacer que María Jesús Ruiz se llevara la mínima puntuación.

El programa da a los concursantes algunas estrategias para poder variar la puntuación final. Mientras que Avilés y Jorge Sanz puntuaban a Ana María Aldón con un 10 y un 9 respectivamente, María Jesús Ruiz le daba un 5 y acusaba de «peloteo» al resto de comensales. Llegado el turno de Ana María Aldón, esta decidía darle dos puntos más a su compañero de programa al considerar que haber sido el primero le otorgaba desventaja.

En este sentido, la mujer de Ortega Cano le quitaba dos puntos a María Jesús Ruiz provocando que el segundo puesto de la ex Miss se viera perjudicado y alejándola más de la primera posición. «¿Un 10 y un 9? ¿Ana María los ha comprado o algo?» o «Lo de Avilés y Ana María huele a pacto a kilómetros» publicaban algunos espectadores sospechando sobre un posible pacto entre ambos colaboradores de 'Viva la vida'.

El menú de Ana María Aldón

La mujer de Ortega Cano agasajó a sus invitados con un menú cuyos nombres prometían, pero que finalmente se quedó en poca cosa. De entrante sirvió «Flor de agua rosa» lo que se tradujo en un gran tomate rosa y un aguacate aliñados con vinagre de Módena. «Delicia extremeña» fue el nombre que eligió para el plato principal: un solomillo de cerdo al whisky acompañado de patatas. Y como postre: «Suspiros de gloria» helado artesanal de melocotón de Calanda, compota de manzana y chocolate, armado todo a base de pan de molde.

Un menú sencillo que fue positivamente alabado por Avilés y Jorge Sanz, pero muy criticado por María Jesús Ruiz a quien le pareció poco trabajado, puesto que el entrante era «simplemente un tomate», las patatas de segundo estaban crudas y el postre era «como comerse tres terrones de azúcar seguidos».

Una opinión que parece ser compartida por los espectadores que no tardaron en cuestionar el posible trato de favor que la cadena ha tenido con Ana María Adón y el pacto entre ella y José Antonio Avilés.