Las 4 cosas que nos enganchan de 'La isla de las tentaciones 2'

¿No te explicas por qué no puedes separarte del televisor cada vez que emiten el 'reality'? Te contamos los motivos

Momento de la noche de hoguera de las chicas en La isla de las tentaciones
Esto es lo que nos engancha del popular 'reality' | TELECINCO

‘La isla de las tentaciones 2’: ese ‘reality’ que nos mantiene pegados a la pantalla. Aunque al día siguiente nos espere una alarma sonando muy temprano, no es suficiente para frenar nuestras ganas de ver cómo avanza. 

Esta edición del ‘reality’ era una de las más esperadas. Tras el exitazo de la primera entrega, Telecinco lo tuvo claro: hay que explotar este formato. Algo a lo que los espectadores no le pusimos ninguna pega, sino todo lo contrario: acogimos con los brazos muy abiertos ‘La isla de las tentaciones 2’, como quién espera la próxima entrega de su película preferida, aunque sabemos que no es ficción (o al menos, no del todo).

Durante esta edición hemos podido ver en redes comentarios de personas que expresan que no ven este ‘reality’ por varios motivos. ‘Es humillante’ o  ‘promueve las relaciones tóxicas’ son algunos de ellos; algo a lo que, sinceramente, no le falta nada de razón.

Y, aunque muchos sabemos que es así, consigue mantenernos enganchados a la pantalla. Pero, entonces, ¿qué es lo que produce ese enganche? Os explico las 4 de las claves de Telecinco para mantenernos pegados y pegadas a la pantalla. 

1. El espectador como protagonista de ‘La ventana indiscreta’

No sé si habréis visto la mítica película de culto ‘La ventana indiscreta’ dirigida por Alfred Hitchcock. Si no la has visto, te lo resumo rápidamente: el protagonista de este ‘film’, tras romperse una pierna, empieza a observar a sus vecinos con unos prismáticos. Empieza a observar una serie de comportamientos que le hacen sospechar de uno de sus vecinos, cuya mujer ha desaparecido. 

El protagonista se mantiene enganchado a los prismáticos día y noche, y la película está llena de suspense que hace que queramos estar en su lugar y observar, de primera mano, todo lo que sucede. Y así es, precisamente, cómo nos sentimos viendo ‘La isla de las tentaciones 2’: el ‘reality’ ha conseguido que nos sintamos dentro de la propia isla. Así, sentimos que los tentados son nuestros amigos (o enemigos), y nos interesamos por todo lo que les pasa.

Al encender la pantalla, el televisor se convierte en nuestros prismáticos y nos encanta ver todo lo que sucede en el ‘reality’. Admitámoslo: somos unos auténticos ‘voyeurs’ sedientos de vidas ajenas.

2. La manipulación como arma del ‘reality’

Otra de las claves del programa es mantenernos enganchados a través de las emociones que sienten los concursantes, aunque esto no es gratuito. En todas las escenas de ‘la hoguera’ podemos ver cómo se seleccionan, al milímetro, clips que van a hacer daño al remitente. Algunas acciones son indiscutibles, pero hay que admitir que muchas imágenes y conversaciones están sacadas de contexto, creando en los concursantes una falsa imagen o percepción de sus parejas o de los tentadores.

A partir de esta ‘manipulación’, que actúa como arma clave en el ‘reality’, los concursantes van tomando decisiones sin saber todo lo que hay detrás de ellas. Eso se vio reflejado en, por ejemplo, la pareja formada por Inma y Angel. En uno de los programas, Sandra Barneda llegó a la villa de las chicas para advertir a las tentadas: «tengo unas imágenes muy importantes para una de vosotras».

La presentadora le mostró a Inma unas imágenes de Ángel en una noche de fiesta: las imágenes no tienen ningún tipo de contenido más allá del de una persona pasándoselo bien. En ese instante, Inma se rompe y explica que no le hace «ningún tipo de gracia que esté cuchicheando con una tía, lo he visto demasiado cercano. No lo entiendo, soy celosa y a mí no me hace gracia ver esto». Pero, ¿qué necesidad tenía el ‘reality’ de mostrar este tipo de imágenes a Inma, y más por separado? 

3. Interacción en redes: memes, memes y mas memes

Las redes sociales también juegan un papel fundamental a la hora de mantenernos enganchados a ‘La isla de las tentaciones’ o a cualquier otro programa o ‘reality’. El fenómeno que se produce cuando vemos algún momentazo es indescriptible: la escena se vuelve TT en Twitter, y se arma un revuelo del que cuesta despegarse.

Los ‘memes’ se han convertido en una pieza clave del puzle de los ‘realities’, y eso es algo que se ve reflejado en cuanto entramos en alguna red social o en algún chat en grupo donde los integrantes vean el programa. Así, nos sentimos acompañados por miles de personas que están viendo exactamente lo mismo que nosotros. 

4. La importancia de los concursantes

Otra de las claves del reality es, sin duda, las parejas seleccionadas. Y es que, ¿qué hubiera sido de la primera edición sin Fani y Christofer? Y, ¿qué hubiera sido de esta edición sin Tom Brusse y Melyssa? Esto no hace más que demostrar que la importancia de una buena selección de los candidatos es crucial, y Telecinco ha sabido hacerlo de la mejor manera posible, eligiendo a sus tentados (y tentadores) sabiendo que iban a causar furor (ya sea para bien o para mal).

Esto es algo que también se ve reflejado en el interés de los telespectadores en cada pareja: por ejemplo, la última que ha llegado, formada por Alessandro y Patry, no está causando ningún tipo de emoción entre los televidentes. En cambio, las otras parejas causan sensación. Curioso, ¿no?

Además de las personalidades de cada uno de ellos y su manera de ver las cosas, también nos gusta ver su evolución. En el último programa de ‘La isla de las tentaciones 2’, por ejemplo, pudimos ver cómo Melyssa despertaba de su ‘hechizo de amor’ (de dudosa veracidad) y abría las alas a golpe de «Me he dado cuenta de que no necesito a un hombre para seguir adelante». Jaque mate, Tom Brusse. Y, a ti, ¿qué es lo que te engancha de este 'reality'?


Comentarios

envía el comentario