Agentes de la Policía Nacional

Madrid: Yolanda, acribillada a tiros ante sus dos hijos en 2009. Cazan a su asesino

Ha sido localizado en Cáceres con documentación falsa

En 2009  se produjo el asesinato de Yolanda R.R, que fue acribillada a tiros cuando viajaba con dos de sus hijos en una furgoneta Ford Tourneo. En el asalto resultó herido de gravedaduno  de los dos hijos  de la fallecida, mientras que el otro resultó ileso.

La investigación detalló que se trataba de un ajuste de cuentas, pues Yolanda  era la matriarca  de un clan  dedicado a la droga  que actuaba en Valdemingómez, aunque estaban instalados en Villaverde. Se detuvo  a uno de los responsables del asesinato, pero ahora, once años después, se ha podido detener  al otro presunto autor, que vivía desde hacía muchos años en Cáceres.

Los hechos

El ataque se produjo el 7 de noviembre de 2009. Meses antes se había producido, por error, el robo de 80 kilos de heroína  a otro clan de la zona, de origen turco. Así que por venganza  decidieron acabar con Yolanda, para lo cual idearon una emboscada  que se basaba en tres pasos: abordar  a los objetivos, dispararles  y fugarse. Para ello utilizaron tres coches, un BMW azul oscuro y un Mercedes para el asalto y otro coche en el que posteriormente se fugaron

Durante el trayecto, estudiado, que estaban realizando la víctima y sus dos hijos, en un momento determinado los uno de los dos coches identificados cortó el paso de la furgoneta en la que viajaban Yolanda y sus vástagos. Así, tras realizar un ‘muro’ con el coche, dos personas bajaron del vehículo y realizaron hasta cinco disparos por la ventanilla del copiloto, matando  en el acto a Yolanda  de un disparo en la cabeza y dos más en el pecho e hiriendo  de gravedad al hijo  que viajaba como conductor. Acto seguido, dejaron en el lugar los dos coches utilizados para interceptar a los objetivos y se fueron  en el tercer coche que se encontraba esperándolos. Afortunadamente, el otro hijo salió ileso  del asalto. 

El único fallo que cometieron, al parecer, fue que el hijo  que salió ileso pudo reconocer  a los asesinos  de su madre, lo que facilitó el caso para el Grupo V de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial de Madrid. Se pudo detener  al mayor  de los dos asaltantes  -padre e hijo- en el año 2010. Así, tras ver a su padre en prisión, el hijo  decidió desaparecer  de la zona y poco después se mudaba a Cáceres, donde se refugió en casa de un familiar que le consiguió documentación falsa.

La detención del segundo presunto responsable del asesinato de Yolanda

Fue la semana pasada cuando, por fin, se recibió una pista buena y los investigadores se desplazaron hasta la capital extremeña para tratar de identificar al sospechoso. Tras un operativo de vigilancia, los agentes pudieron detener, por sorpresa, al otro presunto autor de los hechos, hijo del primer detenido. En estos momentos el detenido este año 2020 se encuentra en prisión provisional después de que el juez decretara su ingreso, según ‘ABC’.

Las investigaciones llevadas a cabo han determinado que el asesinato  se pudo llevar a cabo a causa de un error. En el momento del crimen, existían tres grupos o clanes que controlaban la droga de Valdemingómez, lugar en el que se produjo el robo de 80 kilos de heroína a uno de losclanes, de origen turco. 

A causa del robo de la droga, el clan turco decidió secuestrar  a un menor, familiar de Yolanda, la cual se prestó para intermediar y lograr que soltaran al niño secuestrado. Pero esta intermediación hizo que los otros clanes creyesen que Yolanda se había chivado  del robo  y que habría indicado quienes fueron los culpables. 

Tiempo después fue cuando se produjo el terrible asalto, que resultó con la muerte de Yolanda, líder de uno de los clanes dedicados al tráfico en la zona, producto de un asalto con armas de fuego.