Tomás Gimeno y sus hijas Anna y Olivia

Tomás, el padre de las niñas desaparecidas, sigue con vida

Un importante hallazgo en el caso ha descartado la hipótesis que señalaba que el hombre se había suicidado

Una de las hipótesis que barajaba la Guardia Civil respecto a la desaparición de Tomás Gimeno y de sus dos hijas era que el hombre habría terminado con las vidas de Anna y de Olivia y que después se habría suicidado. Sin embargo, un importante hallazgo en el caso ha descartado esta opción. 

Según la información que han compartido desde 'Viva la vida', el progenitor de las dos menores desaparecidas el pasado martes, 27 de abril, en Tenerife, sigue con vida. 

La prueba que demuestra que Tomás sigue vivo

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Los agentes que están llevando a cabo las pesquisas del caso han realizado un seguimiento del móvil de Tomás, que lleva apagado desde el mismo día que fueron vistas Anna y Olivia. Pero ahora se acaba de descubrir que el hombre contaba con más de una línea telefónica.

José María Fernández, periodista de 'Viva la vida' se ha desplazado hasta Tenerife para seguir la investigación desde la primera línea y ha revelado en el programa de Telecinco información que hasta el momento era desconocida. 

«Estábamos el cámara y yo en el sur de la isla, en una empresa deportiva grabando un reportaje para emitirlo esta tarde y cuando se ha acercado uno de los empleados nos ha mostrado un WhatsApp», ha empezado explicando el reportero. 

José María Fernández ha contado que Tomás Gimeno se puso en contacto con este trabajador para temas deportivos que no tenían nada que ver con el caso, pero ha habido algo que ha conseguido llamar su atención sobre los mensajes.

«Lo que nos ha llamado la atención es que su última conexión de WhatsApp fue de ayer a las 11:36 de la mañana», ha señalado el reportero. 

A pesar de que tanto las autoridades como todas las personas que están pendientes del caso sospechaban que Tomás Gimeno contaba con otra línea telefónica, no se ha confirmado hasta ahora la existencia de esta. 

José María Fernández ha contado que el padre de Anna y de Olivia cuenta con este otro número «desde hace, al menos, un año y medio», pero que desconocen si «ese teléfono está en España o fuera». 

De esta forma, ha quedado descartada la hipótesis que apuntaba que Tomás Gimeno se habría quitado su propia vida después de matar a sus dos hijas. 

Pese a que las autoridades han desmontado esta pesquisa, mantienen en pie la posibilidad de que el hombre haya lanzado a las menores al mar y después haya huido a otro país

Reconstrucción de los movimientos

Para tratar de dar con el paradero de las dos niñas y de aclarar si las pequeñas siguen con vida o no, la Guardia Civil está intentando reconstruir todos los movimientos de Tomás Gimeno.

El seguimiento del su teléfono móvil y el análisis de las trazas de los barcos que estaban en la zona donde se fue visto por última vez son las pistas más importantes que hay en este momento para llevar la investigación a buen puerto. 

Los agentes de la Guardia Civil están intentando recrear los movimientos del hombre con el móvil que dejó de funcionar el mismo día que desapareció y aunque está siendo algo difícil, quizás el descubrimiento del nuevo número pueda aportar alguna pista clave para dar con su paradero. 

Igualmente, están estudiando el trayecto que hicieron las embarcaciones la noche del 27 de abril por el puerto deportivo de Tenerife y tratando de localizar a todos los barcos que esa noche estaban en el mar para conseguir algún posible testigo. 

Las autoridades pretenden, así, establecer una posible ruta para sentar las bases de la búsqueda de Tomás Gimeno y de las niñas, tal y como hicieron hace unos años con el caso de Asunta Basterra.