Sevilla se desmarcha: desalojan dos bares con 66 personas y una fiesta en la calle

Una fiesta de cumpleaños y dos bares llenos manchan la noche del sábado en Sevilla mientras siguien creciendo los casos de coronavirus

Imagen de una discoteca con varios jóvenes bailando
Las fiestas ilegales son una constante pese a les prohibiciones del Gobierno por la pandemia. | EFE

La Policía Local de Sevilla ha desalojado dos bares en la céntrica zona de la Alfalfa y en el Distrito Macarena, con un total de 66 personas en su interior incumpliendo las medidas estipuladas para evitar la propagación de la pandemia provocada por el coronavirus, a la par que se ha paralizado la celebración de un cumpleaños que se celebraba en medio de la calle también en Macarena y en las mismas circunstancias.

Concretamente, según la información de Emergencias Sevilla, recogida por Europa Press, a las 00,40 horas de este domingo la Policía ha denunciado y desalojado un bar en la calle Pérez Galdós, en la Alfalfa, por exceso de aforo y por incumplimiento de las medidas ante la Covid-19. Había un total de 46 personas dentro de un local de unos 30 metros cuadrados.

Además, a las 01,40 horas, los agentes han paralizado la celebración de una fiesta de cumpleaños en la calle Hermanos Pablos en la vía pública, con música y personas consumiendo bebidas e incumpliendo las medidas. Se ha denunciado al responsable y a los asistentes.

Asimismo, a las 01,50 horas, la Policía Local ha desalojado y precintado un bar en la calle Brenes que ejercía la actividad a puerta cerrada, con diez personas en su interior consumiendo bebidas e incumpliendo las medidas marcadas ante la pandemia.

Y en Madrid, fiesta con 200 personas

Agentes de Policia Nacional han propuesto para sanción a unas 200 personas, por incumplimiento de las medidas sanitarias establecidas, al celebrar una multitudinaria fiesta en una casa.

Además, según han informado a través de un comunicado, han detenido a cuatro más, por delitos de desobediencia y resistencia a agentes de la autoridad. Los hechos se han producido durante la madrugada del viernes al sábado en el madrileño barrio de Aravaca, cuando alertados por la sala CIMACC 091, los agentes comprobaron que en el interior de una vivienda unifamiliar se estaba celebrando una fiesta multitudinaria.


Comentarios

envía el comentario