Hospital

La Seguridad Social considera que un hombre que murió en Burgos está «capacitado» para trabajar

La familia recibió una carta veinte días después de su muerte desestimando su recurso y anunciando que el fallecido podía seguir trabajando

 

Hecho insólito el que está pasando una familia de Burgos a la que, un mes después de enterrar a un familiar suyo, la Seguridad Social aún les asegura que está capacitado para trabajar. El hombre, que llevaba tres años cobrando una pensión de la seguridad social por incapacidad laboral, sufría una neumonía bipulmonar. A causa de esta neumonía, le quedaron unos cristales incrustados en uno de los pulmones, que le impedían respirar con normalidad y por lo tanto, no le permitían seguir trabajando en su puesto habitual.