Anna Carillo, la joven de 15 años desaparecida

La policía entra en casas buscando a Anna, la niña de 15 que se fue: 'He de estar lejos'

Ha pasado casi un mes desde que esta joven se marchó voluntariamente y dar con su paradero está siendo una tarea realmente complicada

El caso de Anna Carrillo ha conmocionado a toda Cataluña. Los padres de esta joven de 15 años denunciaron la desaparición de su hija el pasado 14 de febrero.

Pero unas semanas más tarde fue la propia adolescente la que compartió un vídeo en el que decía que se había ido voluntariamente de su casa por la supuesta situación de maltrato que sufría por parte de su familia y que se encontraba «sana y salva» en casa de una amiga suya. 

Ha pasado un mes desde que la joven fue vista por última vez y ahora, tras su reaparición en las redes sociales, la policía continúa tratando de dar con ella. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Registro de domicilios y «cobertura de la fuga»

Según la información que le han proporcionado fuentes cercanas al caso a 'Elcierredigital', los Mossos han empezado a realizar registros en la localidad de Castelló d'Empúries (Gerona). Allí han empezado buscando en los domicilios de los amigos de Rafa, el novio de la menor que también está desaparecido.

Las autoridades catalanas han tratado de seguir las pistas que dejaron los dos jóvenes tras su participación en el programa 'Viva la vida', pero no han conseguido dar con la localización de ninguno de ellos. 

«La búsqueda de Anna Carrillo está siendo realmente complicada. A pesar del gran trabajo, incesable, que están realizando los Mossos d'Esquadra no se logra descubrir su paradero», ha explicado Joaquín Amills, presidente de la Asociación SOS Desaparecidos, al mismo medio. 

No es la primera vez que la joven se marcha de su casa, ya había realizado con anterioridad una fuga, pero regresó 24 horas después.

Ahora ya lleva un mes en paradero desconocido y, según las fuentes cercanas a ella, la decisión que ha tomado ha sido por la manipulación de Rafa.

No obstante, tanto sus padres como la abogada de su familia, Judit Clos, están convencidos de que «alguien de más edad les está dando cobertura en su fuga», una hipótesis que cobraría fuerza con lo que la propia adolescente señaló en el vídeo que publicó. Sin embargo, los Mossos no han dado con ella en el domicilio de ninguna de sus amistades. 

«Hay terceras personas que han manipulado a Anna. Ella y su amigo en el fondo están jugando a Romeo y Julieta sin darse cuenta del daño que le están generando a la familia de Anna que lleva días viviendo en la incertidumbre».

«No sabemos quién les está amparando, eso lo están dilucidando los Mossos, pero quien sea, posiblemente no sea consciente de que está incurriendo en un delito muy grave», ha señalado Judit Clos. 

«En este tipo de desapariciones falta formación entre la judicatura, los fiscales y los Cuerpos de Seguridad del Estado. La inducción a un menor a que deje su hogar está solo penado con 18 meses de privación de libertad». 

La pista principal

En el vídeo que Anna compartió hace unos días en las redes sociales dijo que no iba a dar señales de vida porque ya había pedido ayuda previamente y nadie le había hecho caso. Explicó que había sufrido presuntos maltratos por parte de su familia y que ese era la razón principal por la que se había ido. «No quiero estar en casa, necesito estar lejos de ellos. No quiero volver».

La joven siguió relatando los motivos que le llevaron a dejar todo atrás, hasta que en un momento se contradice. «Hice todo lo que pude por lo legal, pedí ir a centros, los Mossos sabían lo que estaba ocurriendo, pero hablar con ellos era como hablar con una pared».

«Si alguien me ayuda yo vuelvo, pero el sistema es una basura, hicieron caso a mi madre. Yo no tengo palabra para ellos. Me cogieron mal la declaración, no me apuntaron nada. No necesito que me encuentren».

Una grabación que aunque se ha posicionado como la principal pista para dar con el paradero de Anna Carrillo, todavía no se ha logrado encontrar la dirección IP del dispositivo desde el que se compartió. 

La alerta de búsqueda continúa activa

La Asociación SOS Desaparecidos mantiene la alerta de búsqueda de esta joven de 15 años activa y ha repartido carteles con los datos de la menor para que cualquier persona que pueda aportar información sobre su paradero se ponga en contacto con ellos. 

Anna Carrillo mide 1,60 metros, tiene el pelo de color castaño, largo y rizado. Lleva un piercing en la nariz, tiene la piel blanca y es de complexión delgada. 

La Asociación SOS Desaparecidos ha pedido que cualquier persona que pueda tener información sobre ella se ponga en contacto con ellos a través de sus teléfonos, +34 659 952 957 o +34 642 650 775, o del correo electrónico: sosdesaparecidos@sosdesaparecidos.com.