Montaje con foto de la víctima

La policía ya tiene el coche que pudo haber matado a Esther López: señalan un nombre

Especialistas de la Guardia Civil han intervenido el coche de Óscar para buscar restos de ADN

Esther López desapareció en Traspinedo (Valladolid) la madrugada del 13 de enero, y su cadáver apareció en una cuenta el 5 de febrero. La aparición del cadáver parecía ser el punto de inflexión para saber qué ocurrió. Sin embargo, dos meses después el caso sigue plagado de incógnitas.

La autopsia reveló que el cadáver de Esther presentaba heridas internas compatibles con un atropello mortal. Desde entonces, la policía busca el vehículo de las personas que la atropellaron y abandonaron su cadáver en la cuneta. La investigación vuelve sus pasos sobre uno de los principales sospechosos.

Se trata de Óscar, uno de los amigos de la fallecida que estuvo con ella la fatídica noche de los hechos. De hecho fue una de las últimas personas que la vio con vida, e incurrió en contradicciones durante su declaración. Ahora los investigadores estrechan el cerco sobre él con la búsqueda de nuevas pistas.

Investigan el coche de Óscar

Según informa Europa Press, la Guardia Civil ha intervenido en las últimas horas el coche de Óscar. Especialistas del cuerpo armado han intervenido el vehículo del sospechoso para practicar pruebas forenses. Tratan de obtener alguna pista que les acerque a su posible vinculación con la muerte de Esther.

Agentes de la Guardia Civil inspeccionando el lugar donde se halló el cadáver de Esther López
La Guardia Civil acudió al lugar donde un viandante halló el cadáver de Esther López | Europa Press

Hay que recordar que Esther estuvo en el coche con Óscar y Carolo antes de bajarse en la carretera de Traspinedo. Fue cerca del lugar donde encontraron el cadáver dos meses después. La gran incógnita sigue siendo que hizo Esther y que le ocurrió entre que bajó del coche y el instante de su muerte.

Inicialmente se barajó la posibilidad de que hubiera estado con Ramón otro de los presuntos implicados. Sin embargo, todas las pruebas forenses practicadas en su casa y en su coche han descartado que Esther estuviera allí. Aun así, la justicia sigue manteniendo su prohibición de abandonar el país.

Hay indicios que señalan a Óscar

Los investigadores no tienen ninguna duda de que Esther López murió atropellada la misma madrugada que desapareció. Cuatro médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Valladolid concluyeron que presentaba heridas compatibles con esa teoría. “Politraumatismo torácico abdominal con hemorragia interna”, dijeron.

▶️ Muere una mujer de 47 años a manos de su ex pareja

El cadáver presentaba varias fracturas óseas y una luxación de cadera debido a un fuerte golpe. La policía empezó a buscar el vehículo que pudo haber causado la muerte de la joven. Revisaron el coche de Óscar y no encontraron nada, entre otras cosas porque parecía haber sido lavado recientemente.

Durante estas semanas han obtenido más indicios que parecen conducir definitivamente a Óscar. Esta mañana han pedido autorización a la jueza para requisar el Volkswagen T-Roc del sospechoso y practicar diligencias. A continuación se han presentado en su casa y se han llevado el vehículo con una grúa.

¿Cerca del final?

El coche de Óscar ya se encuentra en la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid. Los investigadores creen firmemente que se trata del vehículo que atropello mortalmente a Esther López. El siguiente paso será desmontarlo pieza por pieza en busca de rastros genéticos de la víctima.

Foto de la desaparecida
Confían en estar más cerca de saber qué pasó con Esther | Archivo

Los agentes están convencidos de haber llegado al final de la investigación, y ahora solo les queda demostrarlo. Para ello están dispuestos a invertir todo el tiempo del mundo. Pedirán a la marca del coche información sobre la disposición de las piezas y si puede haber habido cualquier mínimo cambio.

Los expertos aseguran que fruto del brutal impacto que recibió la víctima, pudieron haber quedado restos de ADN en la estructura interna del vehículo. Aunque el presunto autor lavara el coche, como así parece ser, sólo habría conseguido eliminar los restos más superficiales. Creen estar más cerca del final.

Óscar, el eterno sospechoso

La policía ha estado preguntando en los talleres de alrededor si alguien pidió cambiar o arreglar alguna pieza tras el suceso. De momento no han encontrado nada, pero creen que es imposible que el coche no sufriera ningún daño. A tenor de las pruebas forenses, el golpe recibido por la víctima fue muy fuerte. 

A diferencia de Ramón, Óscar nunca ha sido detenido por la muerte de Esther aunque sí está en calidad de investigado. La ausencia de pruebas contra Ramón hizo que los investigadores se centraran en él. Y al parecer, en los últimos días han encontrado indicios que le señalan directamente.

Óscar incurrió en varias contradicciones durante las primeras horas, y los investigadores nunca han tenido claro su papel en todo este caso. Además, a diferencia de Ramón sí está claro que Óscar estuvo con Esther aquella noche. En los próximos días la policía podría dar noticias decisivas sobre la investigación.