Un hombre con las manos esposadas

Paula, la joven de 36 años fallecida el lunes a manos de su exnovio: 'Era violento'

Vecinos de la localidad han asegurado que era una chica muy conocida allí y también muy querida por muchos

Un nuevo crimen machista conmocionó el lunes a España, esta vez en la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas. Paula, de tan solo 36 años de edad, fue asesinada por su expareja, un joven de 28 años.

El suceso dejó muy tocada a la localidad de la que era originaria Paula, y en la que todavía vivía, de hecho, allí sucedió el crimen. Tanto es así que vecinos y miembros de una asociación contra la violencia de género salieron a las calles para manifestarse por lo ocurrido.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ahora se han sabido más detalles del suceso. Al parecer, Paula había puesto punto y final a su relación con José Carlos hacía un tiempo, después de haber pasado por varios meses de discusiones constantes y varias idas y venidas, según una información que publica 'El Español'.

Al parecer, José Carlos, tras estos hechos se llenó de ira y acabó por asesinar a la que había sido su pareja durante año y medio. Sobre lo sucedido lo cierto es que se sabe más bien poco, pues el caso ha quedado bajo secreto de sumario. Aun así, algunos vecinos contaron a los medios lo que habían escuchado en el momento en el que todo sucedió.

Tal y como se explicó, el hombre fue a la casa de su ex pareja y entró por la fuerza, dando golpes a la puerta. En ese momento se inició una fuerte discusión entre ambos y, posteriormente, él acabó con la vida de Paula. Sobre cómo sucedió todo no han trascendido detalles. Se sabe que algunos vecinos han asegurado que podría haber sido a golpes a puñaladas.

La localidad completamente consternada

Al parecer, la joven era una persona bastante conocida en el pueblo pues había sido nacida y criada allí, de hecho, según la información que publica 'El Español', el padre de la chica tiene un bar allí. La joven, por su parte, hacía un tiempo que trabajaba fuera de la localidad, en una empresa leonesa pero dejó de acudir a su puesto de trabajo y empezó a teletrabajar en casa cuando comenzó el confinamiento.

Así pues, se trataba de una persona muy conocida en el lugar, de hecho, según las declaraciones de vecinos recogidas por el medio citado, la querían mucho: «Se llevaba muy bien con la juventud, siempre integraba a todo el mundo. No era la típica estirada».

De José Carlos no dicen lo mismo. Los vecinos también lo conocían, aunque él no era de la localidad. Sin embargo, había sido jugador del Atlético Mansilles, el equipo del pueblo y continuamente se le veía con ella.

Desde el propio club en el que jugó se ha emitido un comunicado sobre el suceso: «El Atlético Mansilles quiere mostrar sus condolencias y ánimos a familiares y amigos de la víctima. [...] Queremos mencionar que el presunto agresor de este suceso ya no pertenecía al Atlético Mansilles desde hace un largo periodo de tiempo y que, de este modo, nos desvinculamos totalmente de esta persona».

Han asegurado algunas personas que José Carlos es una persona violenta, además, han querido recalcar que, según saben, consume sustancias estupefacientes.

El chico, además, tenía antecedentes de violencia de género por una relación anterior en la que ya había sido acusado de alguna agresión. Pese a todo ello, durante el tiempo que estuvo en una relación con Paula no se registró ninguna denuncia contra él.

El alcalde de la localidad afectada ha querido mandar un menaje de precaución para que casos como este no vuelvan a repetirse: «Siempre que se detecte un caso, cualquier sospecha, animo a familiares, implicados, vecinos que denuncien, que llamen al 016, al 112, al 062».