Montaje con foto de Pau Zaragoza Ripoll

Pau, el maestro español que se fue a ver mundo y ha aparecido muerto de forma extraña

Pau Zaragoza Ripoll pidió una excedencia para recorrer Centroamérica y ha perdido la vida en Guatemala

Pau Zaragoza, de 34 años y maestro de profesión, ha perdido la vida a nueve mil kilómetros de distancia de su casa de Sant Mateu, Castellón. Concretamente en Guatemala, donde fue encontrado muerto, colgado de un árbol y con signos de violencia. La policía lo investiga como un caso de asesinato.

Pau había pedido una excedencia en el colegio donde trabajaba para viajar como mochilero por Centroamérica. Por razones que aún se desconocen, acabó muerto en la apacible aldea rural de Las Canoas de San Andrés, en Sololá (al sur del país). Las autoridades gestionan ahora la repatriación del cuerpo.

La tragedia ha causado una gran conmoción en Sant Mateu, y en general, a la comarca del Baix Maestrat y la provincia de Castellón. El caso está en manos de la policía guatemalteca y se está investigando como un probable crimen. Pero desconocen qué pudo motivar que este maestro acabara colgado de un árbol.

El hallazgo del cuerpo

Poco se sabe por ahora de lo que ocurrió horas antes de que una vecina hallara el cuerpo de este joven sin vida. Fue el lunes por la mañana, cuando una mujer que vive en esa aldea salió de la casa para dirigirse al baño. Hay que matizar que en ese poblado los servicios sanitarios están fuera de la vivienda.

En ese recorrido, la mujer advirtió la presencia de algo extraño y descubrió el cuerpo de un hombre colgado de un árbol. Avisó a los líderes de la comunidad, que a su vez dieron la alerta a la policía. Cuando los agentes llegaron el chico ya estaba muerto, así que cerraron la zona y movilizaron al forense.

En una primera observación vieron que el cuerpo estaba desnudo y con signos de violencia en los brazos y en las piernas. A escasos metros estaba la documentación, que permitió identificar al hombre fallecido. Los agentes vieron que se trataba de un hombre extranjero, de nacionalidad española.

Qué se sabe por ahora

Según las primeras pesquisas, el joven llevaba muerto pocas horas cuando encontraron el cadáver. Tenía sangre en los brazos y las piernas y signos evidentes de que había sufrido una muerte violenta. Sin embargo, desconocen qué vinculación podría haber entre Pau y sus asesinos. 

La madrugada anterior, los vecinos reportan haber escuchado muchos ladridos de perro. Creen que fue entonces cuando abandonaron el cuerpo sin vida del profesor, que sería hallado el día después. Los habitantes del poblado lamentan que alguien esté intentando manchar la buena imagen de la comunidad.

▶️ Pau, el maestro español de 34 años hallado muerto a miles de kilómetros de casa

Los vecinos siguen en shock, ya que según el alguacil “jamás había ocurrido algo así en nuestra comunidad”. Defienden que se trata de una aldea tranquila y pacífica habitada por agricultores honrados. La presencia de la policía alteró su calma, ya que estuvieron horas tomando pruebas en el lugar.

Perfil del fallecido

Pau Zaragoza Ripoll era profesor de educación física en el Colegio Rural Agrupado La Bardissa, en Rossell y la Pobla de Benifassà. Era docente itinerante en la escuela rural, pero había decidido tomarse un año sabático. Pidió una excedencia, cogió su mochila y se fue a viajar por Centroamérica.

Pau era joven con inquietudes y muy místico, y se marchó el pasado mes de octubre con la intención de reincorporarse a su trabajo el curso que viene. Llevaba cinco meses en la zona cuando le sorprendió la muerte de forma trágica el pasado domingo. “Siempre tenía una sonrisa en la cara”, recuerdan sus compañeros.

Foto de Pau Zaragoza Ripoll
Pau Zaragoza era una persona sociable y extrovertida | Cedida

A Pau le gustaba pasar el tiempo acompañado de sus amigos, era una persona muy social y solía organizar raves en su localidad. También colaboró en el rodaje de un cortometraje hace unos años, y participó en el festival de cortos de la diputación. Era un joven con muchas ganas de aprender, y muy creativo.

Lo están investigando

El caso está en manos de la unidad de investigación criminal de la policía guatemalteca. De momento no se atreven a dar una hipótesis, y han pedido dejar trabajar a los forenses para tener una primera aproximación. La autopsia revelará la causa de la muerte y algunos detalles que pueden hacer avanzar la investigación.

El hecho de que el cuerpo presentara golpes y tuviera sangre hace pensar en un posible asesinato. Pero desconocen si la víctima fue escogida al azar o Pau conocía a las personas que acabaron con su vida. El robo podría ser una de las hipótesis plausibles, aunque no hay nada confirmado de momento.

Cerca del lugar del hallazgo hay un centro de meditación muy frecuentado por extranjeros. Inicialmente se barajó que Pau podría haber estado allí, pero en la comunidad niegan que haya desaparecidos. Mientras, el ministerio de Asuntos Exteriores español ha confirmado que investigarán lo sucedido en Guatemala.