Montaje con foto del lugar de los hechos

Pau, el español de 34 años hallado muerto a miles de kilómetros: no fue un accidente

Pau Zaragoza Ripoll, maestro de Sant Mateu (Castellón), ha sido hallado con signos de violencia en Guatemala

La policía de Guatemala investiga como presunto asesinato la muerte de un español de 34 años en el país centroamericano.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Pau Zaragoza Ripoll, vecino de Sant Mateu (Castellón), ha sido hallado muerto en Guatemala con signos de violencia. Las autoridades han iniciado una investigación para resolver el caso.

El cuerpo del joven de origen español fue encontrado colgado de un árbol y con signos evidentes de violencia. Llevaba poco tiempo muerto cuando encontraron su cadáver junto a la documentación personal. La unidad de investigación criminal de la policía guatemalteca ha asumido el caso como un posible crimen. 

La trágica noticia ha llegado hasta España, provocando una gran consternación en el entorno del joven fallecido. Se desconoce por ahora si el joven estaba en Guatemala de viaje o residía allí. La autopsia y la investigación policial tendrán que dilucidar las circunstancias de esta misteriosa muerte.

Señales de violencia

La policía guatemalteca ha confirmado que el cuerpo hallado sin vida en una aldea de Sololá, al sur del país, corresponde a Pau Zaragoza Ripoll. El castellonense de 34 años estaba colgado de un árbol y tenía heridas en brazos y piernas. “Tenía golpes y estaba manchado de sangre”, dice el informe preliminar.

Foto del levantamiento del cadáver
Levantamiento del cadáver de Pau en Guatemala | Archivo

El cuerpo fue encontrado en una aldea rural de Las Canoas de San Andrés, en la región de Sololá. Allí el baño suele estar fuera de la casa y una vecina salió hacia el servicio sanitario cuando advirtió la presencia de un cuerpo ahorcado. La mujer, asustada, avisó a los líderes comunales de la aldea.

El caso provocó una gran consternación porque, según afirma el alguacil del poblado, “jamás había ocurrido algo así en nuestra comunidad”. Cuando las autoridades llegaron al lugar del hallazgo, el joven ya había fallecido. En una primera observación establecieron que llevaba pocas horas muerto.

Caso bajo investigación

“Tiene pocas horas de haber fallecido, a simple vista se nota que recibió golpes y sus brazos y piernas están manchados de sangre”, afirma el oficial de emergencias. Según este profesional, “serán los investigadores y los médicos los que determinen a través de la autopsia la causa del fallecimiento”.

La División Especializada de Investigación Criminal (DEIC) de la Policía Nacional Civil de Guatemala se hizo cargo de las pesquisas. También el Ministerio Público está siguiendo el caso, y se desplazaron peritos al lugar del hallazgo. Ahora tratan de recabar pruebas para dar caza a los autores del presunto crimen.

▶️ Lágrimas por el fallecimiento de la joven profesora Irene Aguilar

A unos metros del cadáver encontraron los documentos de identidad y pudieron identificar al fallecido. El cuerpo fue trasladado a la morgue del hospital de la región de Sololá, donde se harán las gestiones oportunas. Probablemente el cuerpo será repatriado a España para recibir sepultura.

Maestro de Castellón

Según ha desvelado El Periòdic, Pau Zaragoza es maestro de profesión y vecino de una pequeña localidad castellonense. En la zona donde ha aparecido muerto hay un centro de meditación frecuentado por extranjeros. La policía investiga ahora si este maestro español podría haber estado en ese centro.

Sin embargo, la propia comunidad ha informado que ninguno de sus miembros se halla en situación de desaparecido. La principal tarea de la policía ahora consiste en establecer la relación de la víctima con el lugar donde fue encontrado. Qué hacía Pau allí y con quién se relacionaba puede ser determinante.

El cuerpo apareció desnudo y colgado de un árbol, y por la apariencia de la escena descartan que se haya quitado la vida. La prensa local en Castellón y la Comunidad Valenciana se ha hecho eco de la noticia, que ha causado una gran consternación en la región. De momento, la investigación sigue en marcha.