Montaje de fotos de Abril Pérez Sagaón y la silueta de un hombre en el lugar de un crimen

Paga 8.000 euros para matar a Abril Pérez, la madre de sus hijos

Abril Pérez murió a manos de unos sicarios

Abril Pérez falleció asesinada a causa de dos balazos en la cabeza en noviembre de 2019. El encargado de planificar su muerte fue su marido, Juan Carlos García, que contrató a dos sicarios para que acabaran con su vida. Para ello desembolsó una cantidad cercana a los 8000 euros.

Los hechos ocurrieron en México el 25 de noviembre, el Día Internacional contra la Violencia de Género. La mujer fue víctima del continuo maltrato por parte del padre de sus hijas. Las palizas e insultos eran constantes, por lo que decidió tomar medidas.

Lo primero que hizo Abril Pérez fue denunciar a su marido y solicitar el divorcio. Pero lo único que recibió fue una muerte violenta y a sangre fría. Este caso provocó una enorme indignación en el país azteca.

Tres años después del trágico suceso se empiezan a conocer más detalles del caso. Durante estos días se está celebrando el juicio. Uno de los ocho arrestados por su implicación en el asesinato ha desvelado cómo se gestionó el crimen.

El esposo de la asesinada, que desempeñaba la labor de director de Amazon en México, contactó con unos sicarios. Durante las negociaciones ofreció a estos hombres unos 8000 euros por acabar con la vida de su pareja. La única condición que impuso es que se hiciera antes de que comenzara un juicio.

Tenía pendiente sentarse en el banquillo por una denuncia de intento de homicidio que le había interpuesto su mujer. En el caso de que cumplieran con esa petición obtendrían un incentivo. En concreto unos 2000 euros más.

Foto de la mujer asesinada, Abril Pérez Sagaón
Abril Pérez tenía dos hijos cuando murió asesinada. | Redes sociales

Ella había decidido emprender una nueva vida lejos de su pareja. Se había mudado hasta Nuevo León con sus hijos para distanciarse del maltratador. Pero fue interceptada cuando se dirigía al aeropuerto de Ciudad de México, donde la dispararon sin posibilidad de defenderse.

Abril Pérez se encontraba en la capital mexicana para firmar una serie de documentos referentes al divorcio. Una vez que finalizó el trámite, se desplazó en coche junto a los dos menores y su abogado. Sin embargo, sus planes se vieron truncados en cuestión de minutos.

De camino al aeropuerto, en el vehículo en el que viajaba, fue acribillada. Los servicios médicos trataron de salvarle la vida durante seis horas, pero finalmente acabaría falleciendo.

Este caso provocó un gran revuelo entre la sociedad mexicana. Una mujer que había sufrido las agresiones físicas y verbales de su marido acababa muriendo a manos de unos sicarios contratados por él. Estaba pendiente de un juicio por intento de asesinato, pero consiguió esquivarlo.

Manos apuntando con una pistola y una bala en el aire
La víctima recibió dos balazos en la cabeza. | Canva

Abril Pérez recibió una brutal paliza 

Abril Pérez había relatado en una de sus denuncias ante el juez que una noche, mientras dormía, recibió un duro golpe en la cabeza. Cuando abrió los ojos comprobó como su marido se encontraba delante de ella con un bate de béisbol.

Le había abierto la cabeza y continuó agrediéndola, propinándole otro golpe en el cráneo. Juan Carlos García le adelantó esa noche que no saldría viva de allí y que él se encargaría de matarla. Ella chilló e hizo todo lo posible por escaparse de la habitación, pero la había encerrado con llave.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Después de propinarle una paliza, trató de cortarle el cuello. Uno de sus hijos consiguió echar abajo la puerta y evitar que el hombre acabara con la vida de su madre. Ella tuvo la posibilidad de escapar tras saltar por una de las ventanas del cuarto.

A partir de ese día, Abril fue cuando decidió denunciarle tras varios años de maltratos. El juez encargado del caso estimó que no se trataba de un intento de asesinato. Los informes médicos y el relato de la víctima no habían sido suficientes.