Fotografía de Marta del Castillo

Los padres de Marta del Castillo reciben la estocada final

Miguel Carcaño y su hermano habrían estado envueltos en una trama de estafas y falsedades

En ocasiones la decisión más difícil es dejar de buscar una respuesta cuando son demasiadas las incógnitas que rodean un hecho. Desgraciadamente decir adiós a algo que ha trastocado tanto a una familia como es el caso de Marta del Castillo resulta cuanto menos doloroso, pero es la decisión que ha tomado la Fiscalía de Sevilla con respecto al asesinato de la joven sevillana.

El tribunal considera que el juez debe de archivar la investigación por no existir ninguna relación entre el suceso y el supuesto encubrimiento de «una trama de estafas y falsedades» como han probado los familiares de la joven. La noticia surge después de que los padres encontraran a través de una investigación policial la involucración de Miguel Carcaño y su hermano en una trama falsificación de documentos alrededor de una hipoteca, hecho que desencadenaría el homicidio de su hija.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

A pesar de estos hallazgos, el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla retomó el caso para atender la solicitud de los padres de la fallecida, que aseguraron haber encontrado nuevas pruebas contra Francisco Javier Delgado, hermano del asesino de Marta del Castillo. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La investigación

El juez Álvaro Martín fue quien estimó la petición de Antonio del Castillo y Eva Casanueva el pasado 14 de febrero de 2020. En aquel entonces las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado debían verificar la autenticidad de las pistas que apuntaban los familiares, y que según sus pesquisas apuntaban a la existencia de un motivo económico como trasfondo del acto violento.

Apuntaban también la participación de terceras personas en la muerte de Marta «que hasta la fecha no estuviesen enjuiciadas por tales hechos». Según ha asegurado el magistrado, el motivo de la reapertura del caso se debía a que los hechos denunciados pudieran esclarecer el lugar donde se arrojó el cadáver de la joven, aunque no existe una vinculación directa con esta versión de los hechos.

Tras el análisis de las pruebas aportadas en la última búsqueda policial, el órgano de justicia ha ratificado que, efectivamente, Carcaño falsificó documentos para poder pagar la hipoteca de la vivienda donde más tarde sería asesinada la joven. Lo que no se ha podido establecer es algún tipo de conexión entre el delito de falsedades —que estaría prescrito— y la muerte de Marta del Castillo, según han informado a 'EFE' fuentes de esta delegación gubernamental.

Y así lo sentencia también el Juzgado de Instrucción número 4 de la región andaluza, que reitera que esta acusación entre el asesino de la víctima y su hermano ya había sido tratada con anterioridad. Concretamente ocurrió durante el archivo de los cargos contra Francisco Delgado en el año 2013 que el juez desestimó. 

Un trauma para la sociedad española

Este caso es conocido por la totalidad de la población en España y ocurrió un trágico 24 de enero de 2009. Los padres de la joven han pedido la reapertura del caso en numerosas ocasiones porque, incluso de forma anónima, han llegado nuevas pistas que permitirían establecer el lugar donde dejaron a la víctima, un hecho que no ha permitido pasar página a la familia.

Antonio Castillo compareció ante los medios tras las informaciones que le aportó Miguel Carcaño, condenado a 21 años por el crimen, cuando visitó la cárcel de Herrera de la Mancha en febrero de 2017. Durante este encuentro, el preso contó a Castillo que la joven murió a causa de los golpes que su hermano Francisco le propició con la culata de una pistola.

La situación violenta se habría iniciado tras una disputa entre ambos por el impago de un préstamo, que más tarde se descubriría era «una trama de estafas y falsedades para la concesión de hipotecas». El hecho que ocasionó el acto violento, es que ambos hermanos podrían ir a la cárcel.