Dos agentes de la Guardia Civil hablan con un pasajero durante un control de movilidad en Alguazas, Murcia (España)

La Guardia Civil confirma el paradero de los hermanos de 5 y 6 años desaparecidos

La Guardia Civil ha confirmado una noticia importante

Después de algunas horas de incertidumbre, la Guardia Civil ha podido resolver la desaparición de Florín Alexandru Cojocaru y Mario Nicolás Cojocaru, dos hermanos de 5 y 6 años, origen rumano y vecinos de Tavernes de la Valldigna, en Valencia.

Aunque su padre denunció que no sabía nada de ellos desde el pasado 2 de febrero, finalmente se ha descubierto que en ningún momento estuvieron en peligro. Y es que actualmente se encuentran con su  en su país de origen, Rumanía, después de viajar con su madre y que están en buen estado de salud. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Según parece la mujer decidió llevárselos después de que ella y el padre de sus hijos mantuvieran una discusión la semana pasada. Pero la Guardia Civil pudo descartar que se tratará de un secuestro parental, pues el padre habría dado el consentimiento por escrito para que se los pudiera llevar. Los agentes no han querido aclarar el porqué el padre habría querido presentar una denuncia ante la existencia de ese documento. 

Su desaparición había tenido gran repercusión

Como es lógico, la desaparición de dos niños tan pequeños había generado gran revuelo en los medios y en las redes sociales. Plataformas como 'SOS Desaparecidos' compartieron una ficha con información de los dos pequeños para intentar dar con su paradero. Además, facilitaron varias formas de contacto para que cualquier persona que pudiera tener alguna información se la pudiera hacer llegar lo antes posible. 

Se había puesto a disposición de los ciudadanos los números habituales en este tipo de casos, como el 112 de Emergencias o el 062 de la Guardia Civil; pero también los números de teléfono 642 650 775 o el 649 952 957, que están disponibles también las 24 horas. 

A su vez, también estaba el correo electrónico sosdesaparecidos@sosdesaparecidos.es donde se podía facilitar información sobre la desaparición de manera más anónima. Otras plataformas de personas desaparecidas, como QSD Desaparecidos, así como de varias autoridades y fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, se hicieron eco de la desaparición y pidieron la colaboración ciudadana. Muchas personas habían compartido en redes su desaparición

La Guardia Civil tenía entre sus posibilidades la opción que se hubiera producido del secuestro parental, o sea que uno de sus padres los estuviera ocultando. Finalmente, se pudo comprobar que la madre tenía consentimiento para hacerlo y se estudian los motivos del padre para presentar una denuncia 

Una vez más las primeras horas fueron clave

La rápida actuación de los investigadores fue clave una vez más para resolver una desaparición de alto riesgo como es la de dos niños tan pequeños. Y es que las autoridades recuerdan que las primeras horas son clave para resolver un caso como este, especialmente cuando se trata de menores de edad. 

Se sule solicitar a los amigos y familiares de los desaparecidos que den la voz de alarma lo antes posibles y que no esperen 24 horas. Solo así, se puede activar rápidamente un dispositivo de búsqueda y una investigación que facilite dar cuanto antes con el paradero del desaparecido. 

Y es que es la única manera de evitar que se desplacen muy lejos, si se trata de una desaparición voluntaria, o se los lleven, si es un secuestro. En los dos casos, el paso de las horas no hace otra cosa que provocar que se vayan perdiendo pistas por el camino. 

El esfuerzo de las fuerzas y cuerpos de seguridad durante las primeras horas de la desaparición se suele centrar en saber como fueron las últimas horas de las personas desaparecidas: qué hicieron, con quién estuvieron y en qué lugares estuvieron. Esto les permite trazar unas primeras líneas de investigación que pueden ser