ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Coche de la policía francesa

Un niño de 11 se quita la vida tras pedir perdón por acosar a un compañero de clase

Escribió una carta de disculpa, mientras estaba castigado, antes de saltar al vacío

Pocos días después de que Francia se conmocionará con la muerte de una joven de 14 años en un trágico crimen, una nueva muerte de un menor ha golpeado a nuestro país vecino. Y es que un niño de apenas once años perdía la vida de madrugada en un hospital del París en el que había ingresado después de saltar desde su habitación. Pero lo que es más chocante, según reportan diferentes medios franceses, es que el pequeño habría dejado una carta escrita pidiendo disculpas por el acoso al que habría sometido a un compañero de clase. 

Los hechos habrían pasado durante este lunes, 16 de marzo, muy cerca de la capital francesa, concretamente en Vitry-sur-Seine, una localidad de las afueras según la cadena 'LCI'. Una vecina habría sido quién habría avisado a la madre y a emergencias de que el pequeño se había lanzado desde una ventana del apartamento familiar situado en un cuarto. El pequeño se encontraba castigado en su cuarto. 

Antes de que llegaran los distintos equipos de emergencia, una enfermera que vive en el barrio fue quién le hizo los primeros auxilios. Esta consiguió mantenerlo con vida hasta la llegada de los equipos sanitarios y de los bomberos que rápidamente lo trasladaron al Hospital Necker de París. Pese a que ingresó vivo, acabaría muriendo al cabo de unas horas a causa de la gravedad de sus heridas. 

Como es lógico, la muerte del niño de 11 años está siendo investigada por la gendarmería y la fiscalía francesa, que tratan de esclarecer lo ocurrido y los motivos exactos tras el suceso que provocó la muerte del pequeño. Del caso se ha hecho cargo la fiscalía de Créteil, que será la que tendrá que determinar si hay alguna causa penal punible. 

Y es que el pequeño fue castigado en su colegio después de que acosará a uno de sus compañeros. Más tarde, su madre le fue a recoger y ya una vez en casa le dio una reprimenda. Concretamente, le envió a su habitación. Habría sido mientras estaba encerrado en esta cuando habría escrito la carta pidiendo perdón y donde habría tomado la decisión de saltar por la ventana con la supuesta intención de acabar con su vida. 

Francia se vuelve a sobrecoger tras el fallecimiento de Alisha, de 14 años

Como explicábamos, este es el segundo fallecimiento de un menor en Francia, en apenas una semana, vinculado de una u otra manera con el acoso escolar. La semana pasada se daba a conocer el terrible crimen en el que era asesinada la joven Alisha, de 14 años. 

Fueron dos compañeros de clase, un chico y una chica de 15 años que eran pareja, los implicados en su asesinato a golpes. Tras dejarla medio moribunda, la arrojaron al río Sena en Argenteuil, al norte de París. Y todo tras un caso de acoso escolar y de celos. 

Los tres jóvenes se conocían desde hace unos meses, al iniciar el curso en su instituto. Alisha fue amiga de la joven implicada y también tuvo una breve relación con el chico. Estos dos planearon el crimen después de ser expulsados del instituto tras colgar en la red fotos íntimas de la joven fallecida. La chica le dijo de quedar y la llevó a un lugar apartado, donde las estaba esperando el chico que cometió la brutal agresión. 

Tanto este crimen como la muerte del niño de 11 años han sobrecogido a la sociedad francesa, que se debate sobre el reciente aumento de la violencia y el acoso en sus aulas. Emmanuel Macron ya prepara un plan concreto para frenar este tipo de casos.