ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Ambulancia en la puerta de urgencias

Un niño de 12 años, en coma irreversible tras hacer un reto en Tik Tok

El reto, conocido como 'blackout challenge', insta a los usuarios a ahogarse hasta perder el conocimiento

Es una realidad que cada vez son más las personas las que se unen a los bailes y a las pruebas de la aplicación de moda ‘Tik Tok’. Lo cierto es que el mal uso de las redes sociales esconde una serie de riesgos importantes para las personas y que, en el caso de los más pequeños, estos a su vez podrían dar lugar a graves desencadenantes como problemas de salud e incluso trastornos.

Retos de todo tipo, para todas las edades y de distintas complejidades. Algunos desafíos, virales que han acaparado el foco de todas las miradas y que se han puesto de moda en estos últimos años, especialmente en este último como desencadenante de las restricciones de movilidad, entre otras, y los periodos de confinamiento que trajeron consigo el aumento en el uso de las nuevas tecnologías, y con ellas, este tipo de plataformas.

Muchos de estos retos ponen contra las cuerdas la integridad física de los usuarios que las utilizan, muchas veces con consecuencias terribles, tal y como ocurrió en el caso del estadounidense Joshua Haileyesus.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Con tal solo 12 años de edad, Joshua, está ingresado en estado crítico en un hospital de Aurora, en Colorado, tras haber sido encontrado en estado de inconsciencia en su casa el pasado 22 de marzo. Tal y como han podido explicar los medios locales de la zona, el niño ha sido diagnosticado con ‘muerte cerebral’ tras desarrollar tiempo antes, un reto viral conocido como 'blackout challenge', el 'desafío del apagón'.

La peligrosidad de los retos virales

Precisamente, este tipo de reto que ya circula por aplicaciones de entretenimiento como Tik Tok y al que cada vez son más los adeptos al que se suman, insta a los usuarios a ahogarse hasta perder el conocimiento. En el caos de Joshua, este utilizó un cordón de zapato para emprender el ‘juego’ y ejecutar así el desafío. Instantes después, acabó desplomándose sobre el suelo del cuarto de baño de su residencia familiar.

Momentos después, su hermano gemelo fue el que descubrió la situación y vio a Joshua tendido en el suelo, por lo que pudo avisar para que se le trasladara de urgencia al centro médico más próximo. Por el momento, su pronóstico de recuperación es muy poco optimista.

En estos días, los padres del pequeño han revelado a los medios de comunicación, que el pequeño Joshua usaba estas redes sociales en su día a día de manera habitual y que, gracias al uso de estas, le habían hecho interesarse por algunas aficiones como la cocina o tocar instrumentos como la guitarra. En cualquier caso, es un problema que radica desde bien pequeños, por lo que debe ser un hábito esencial la educación hacia estos mismos encaminada hacia el buen uso a este tipo de tecnologías, puesto que los peligros también estaban ahí. «Esto es algo que a los niños se les debe mostrar para que se les enseñe, que se les aconseje. Porque esto es algo muy serio», declaró Haileyesus Zeryihun, el padre de Joshua, al medio ‘The Denver Channel’, «No es una broma en absoluto. Es como si alguien estuviera sosteniendo un arma frente a tus narices. Así de peligroso es esto».

El pasado lunes, un grupo de vecinos y allegados de la familia se reunieron en el Children's Hospital Colorado, en donde permanece ingresado el niño, para transmitirle fuerzas. «Es un luchador. Puedo verlo pelear. Rezo por él todos los días», manifestó Haileyesus. «Es desgarrador verlo acostado en la cama. Yo les suplicaba en el suelo (a los paramédicos), suplicando que me dieran algo de tiempo, que no se rindieran con él. Si me rindo con él, siento que me estoy alejando de mi hijo».