El triste final de la niña de 3 años asesinada por su padre: 'No lo habríamos imaginado'

Algunos testigos de los hechos relatan qué estilo de vida tenían los padres de la pequeña

Un agente de la Policía Nacional tras un coche del cuerpo de policía, de noche y con luces encendidas
La policía detuvo al autor del crimen a cuatro kilómetros de su casa | España Diario

Este pasado lunes, Zaragoza se acostaba horrorizada tras el terrible crimen que tuvo lugar en el barrio de Delicias, concretamente en la calle Domingo Ram. Tal como informamos en este mismo medio, un hombre había asesinado a su hija de tres años y medio con su mujer delante. Después, el autor intentó fugarse y fue detenido poco después por los agentes a cuatro kilómetros del lugar de los hechos.

Ahora, los vecinos del barrio se empiezan a cuestionar qué había sucedido en el seno de esta familia para dar lugar a tan macabro desenlace. Algunos testigos pudieron ver a la madre de la pequeña en estado de 'shock' con su hija en brazos, inconsciente.

La madre de la pequeña fue encontrada en ropa interior y estado de 'shock'

Según relatan algunos vecinos y se ha hecho eco 'El Español', la mujer salió en ropa interior a la calle en busca de ayuda: «Estaba semidesnuda. Gritaba pero no hablaba español. No la podíamos entender», relatan algunos de los testigos.

La mayoría señala que algunas personas bajaron a socorrer a la mujer, llevándole mantas para taparla e intentar tranquilizarla: «Gritaba, corría de un lado al otro. Hizo incluso el gesto de chocarse contra la pared», aseguran los vecinos a 'El Español'. «Ya se notaba que la niña estaba grave en sus brazos».

Un ambiente familiar que no hacía sospechar del trágico desenlace

Los vecinos del barrio de Delicias describen a la familia como a una pareja «humilde y trabajadora», sin ninguna pista que pudiera hacer saltar la alarma sobre este trágico desenlace. Según relatan algunos testigos al citado medio, la pequeña era una de las protagonistas durante el confinamiento cuando tocaba salir al balcón a aplaudir los sanitarios: «Era muy simpática. Tocaba las palmas, te saludaba, te sonreía», explica José Ignacio a 'El Español'.

Otro vecino tiene una visión muy diferente del padre de la niña y autor de los hechos. En este sentido, lo describe como una persona que hacía vida en el balcón de su casa: «Allí estaba siempre, en el balcón. Yo lo veía y sólo fumaba. Hacía algo con las manos, pero no te puedo decir que era porque no lo veía. Sé que fumaba y se pasaba el día allí. No sé de qué vivirían ni nada, porque él se pasaba el día sentado y fumando», explica el testigo.

Otro vecino, esta vez del mismo bloque que la familia nigeriana, afirma que el padre ya mostraba señales de poca responsabilidad: «Él fumaba mucha marihuana, incluso con los niños en casa».

Sin embargo, explica, desde fuera parecía una situación familiar de lo más normal. «Teníamos una relación de vecinos. Hola y adiós. No sé cómo se llamaban. Sólo sé que eran un niño de 2 años y una niña de 4, además de la pareja. El sábado estaban allí, jugando en el parque. Todos tranquilos. Pero no puedes saber qué lleva dentro esa persona», relata el testigo. Sin duda, un trágico suceso que deja en tensión el barrio de Delicias, donde los vecinos aseguran que ya hace años que no había problemas en un barrio que describen como «un lugar donde conviven todas las culturas con respeto».


Comentarios

envía el comentario