Muere una submarinista en España al quedar atrapada a 41 metros de profundidad

El GEAS intentaba desde ayer recuperar el cuerpo en una operación muy complicada

Imagen de archivo de un submarinista
Una submarinista falleció en la mañana de este sábado en una inmersión | Pixabay

ACTUALIZACIÓN 12:50H DEL DOMINGO 11 - Efectivos del Grupo de Especialistas de actividades Subacuáticas (GES) de la Guardia Civil han recuperado finalmente el cuerpo de la submarinista que quedó atrapaba este sábado en un barco hundido a 41 metros de profundidad en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, ha informado este domingo el instituto armado en un comunicado.

El cuerpo de la submarinista se encontraba entre "gran cantidad de limo, estructuras metálicas cortantes, cinchas y cabos", y está siendo trasladado para su desembarco en el muelle Wilson, donde tienen base las patrulleras de la Guardia Civil.

Una submarinista falleció en la mañana de este sábado durante una inmersión recreativa al quedar atrapada a 41 metros de profundidad en el interior de un pecio hundido en la zona exterior del Muelle Reina Sofía del Puerto de la Luz y de Las Palmas, en concreto en la zona conocida como 'Los narcóticos'.

Los hechos tuvieron lugar cuando un equipo recreativo de submarinistas dirigidos por un instructor realizó una inmersión en uno de los pecios --el 'Soo Yang'-- que está ubicado en el lecho en forma invertida.

De esta manera, el grupo accedió al interior del buque, donde quedó atrapada una de las submarinistas sin que el resto pudiera sacarla, según ha informado la Guardia Civil.

Así, fue sobre las 11.30 horas de ayer cuando Salvamento Marítimo solicitó la intervención del Grupo de Especialistas de actividades subacuáticas (GEAS) de la Benemérita.

El cuerpo está a 41 metros de profundidad

Tras acudir a la zona, los agentes se sumergieron en la zona del 'Soo Yang', una inmersión a 41 metros de profundidad muy complicada y peligrosa al tener que acceder al interior del buque.

No obstante, pudieron localizar en torno a las 13.00 horas en un camarote o habitáculo el cuerpo de la submarinista fallecida, aunque no pudieron recuperarlo dada las dificultades que presentaba la maniobra.

Por su parte, entre las complicaciones que se encontró el GEAS, estaba la cantidad de limo que se desprende en el interior del pecio, la dificultad de acceso al lugar donde se halla el cuerpo y la consiguiente falta de visibilidad.

Pese a estos problemas, los profesionales intentaron recuperar el cuerpo durante toda la tarde del día de ayer sin éxito, por lo que han retomado las tareas a primera hora de este domingo.

Finalmente, en paralelo, la Unidad Orgánica de Policía judicial de la Comandancia de Las Palmas ha iniciado una investigación debido a posibles negligencias del instructor y a diferentes deficiencias, detectadas por el GEAS, en el equipo de inmersión usado por el citado responsable de la inmersión referida.


Comentarios

envía el comentario