Plano corto de un coche de la Policía Nacional

Un niño de 2 años pierde la vida en España tras un accidente en su casa

Los padres llegaron con el pequeño al hospital y confirmaron que se había caído a la piscina

Un niño que no llegaba a los dos años de edad falleció la tarde del miércoles, 3 de febrero, tras caerse a una piscina por accidente. Tal como avanza 'Cordópolis', los hechos ocurrieron el miércoles en la barriada del Higuerón, de la ciudad de Córdoba. 

Fuentes de la Policía Nacional, que está investigando los hechos, han confirmado que un matrimonio acudió al centro de salud del Higuerón alrededor de las 12:45 horas del mediodía del miércoles con un niño, de unos 19 meses de edad, que se había caído por accidente en la piscina de su casa. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En el centro de salud, los sanitarios practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) durante una hora, y una ambulancia de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) de Andalucía le trasladó hasta el Hospital Materno Infantil Reina Sofía, en la capital cordobesa. Por desgracia, el pequeño no pudo superar su estado y falleció. 

El Cuerpo de Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para determinar exactamente las circunstancias del fallecimiento del menor, y está a la espera de los resultados de la autopsia que aclaren más detalles. De momento, han tomado declaración a ambos progenitores, y los primeros indicios indican que la tragedia se produjo por un accidente. 

Muere una niña de 13 años mientras se duchaba

Desgraciadamente, este no es el último suceso que termina en la muerte de un menor de edad en España en las últimas semanas. Hace apenas una semana hubo que lamentar la vida de una niña de 13 años que falleció intoxicada por gas butano mientras se estaba duchando.

Los hechos ocurrieron también en Andalucía, concretamente en la localidad de Pilas, en Sevilla. La menor se estaba dando una ducha alrededor de las 20:00 horas o 21:00 horas, por lo que encendió una estufa de butano, algo habitual en muchas personas y en esta situación, para calentar el baño mientras se duchaba y no pasar frío. 

Fue el padre de la menor quien se encontró con el cuerpo de la niña tendido en el baño, inconsciente, aunque en esos momentos todavía con vida. Rápidamente avisó al número de emergencias 112 de Andalucía, que recibió el aviso sobre las 20:40 horas del martes, 26 de enero. 

Desde el 112 se activó al 061 de Andalucía, que enviaron una ambulancia y varios sanitarios de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) hasta el lugar de los hechos. Los sanitarios intentaron reanimar a la niña en el mismo lugar, pero sus esfuerzos no tuvieron resultados positivos y finalmente solo pudieron confirmar la muerte de la menor. 

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación para determinar las causas de su muerte, pero la hipótesis principal era que la menor se había intoxicado con el monóxido de carbono generado por la estufa de butano. 

Tras los hechos, el cuerpo de la menor fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Sevilla para realizarle la autopsia y determinar la causa real del fallecimiento.