Foto de recurso de madre dando el pecho

Muere una niña de 2 años mientras su madre le daba el pecho: podría ir a la cárcel

La mujer ha sido detenida por quedarse dormida encima de su hija y podría acabar en la cárcel

Una niña de 2 años ha muerto asfixiada tras quedarse su madre dormida mientras le daba el pecho. Ha ocurrido en Venezuela, donde la madre ha sido detenida y podría ser acusada de homicidio involuntario. Las autoridades tratan de esclarecer ahora la responsabilidad de la madre en este extraño suceso.

La principal hipótesis es que Suyurani Jacqueline Bolívar, de 26 años, se durmió mientras amamantaba a su hija. Al quedar todo el peso de su cuerpo sobre la niña, esta se asfixió hasta la muerte. Cuando despertó y se dio cuenta de lo ocurrido corrió al hospital con su niña, pero ya era demasiado tarde.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas ha abierto una investigación. La madre podría ser acusada de muerte negligente y entrar en prisión en virtud de la ley de protección de menores. De momento, las autoridades han confirmado que la pequeña murió por asfixia mecánica. 

Han abierto una investigación

Los hechos ocurrieron la semana pasada en el domicilio familiar ubicado en el municipio de Linares Alcántara, Aragua. Una mujer de 26 años estaba dando de lactar a su niña cuando de repente se quedó dormida y apoyó todo su cuerpo sobre la menor. Esta se quedó sin poder respirar durante unos minutos.

Montaje con foto de la mujer detenida
La madre ha sido detenida y se enfrenta a la cárcel | España Diario

La joven madre despertó y observó que la niña no reaccionaba, así que la cogió y la llevó corriendo al hospital de la Ovallera. La menor llegó sin pulso ni constantes vitales, y los médicos no pudieron hacer nada para reanimarla. Tras confirmar su fallecimiento, dieron parte de lo ocurrido a la policía.

La unidad de delitos criminales abrió una investigación para determinar si la madre pudo tener alguna responsabilidad en el suceso. La mujer se enfrenta a una condena de cárcel si la justicia la considera culpable de muerte negligente. Así lo establece la ley de protección de menores y personas vulnerables.

La mujer se enfrenta a la cárcel

El cuerpo de la menor fue trasladado a la morgue de la ciudad para realizarle la autopsia. El examen forense determinó que había muerto por una asfixia mecánica, de la cual sin embargo aún no se ha establecido la responsabilidad. La familia está viviendo el suceso con una gran angustia.

▶️ Muere con 49 años Francisco Alejo, el pionero de la agricultura ecológica almeriense

Según han revelado los medios locales, tanto la familia de la niña como su madre están sufriendo una auténtica pesadilla. Consideran que lo que ocurrió es una desgracia, un accidente involuntario al que ahora se suma el proceso penal. Además del dolor por la pérdida de su hija, la mujer podría acabar en la cárcel.

Los abogados de la madre han señalado que es inocente y así declarará ante las autoridades. Esperan poder demostrar que lo que ocurrió fue un desgraciado accidente en el que no concurrieron otras causas delictivas. La mujer será juzgada por la Ley de Protección del Niño, la Niña y el Adolescente de Venezuela.

Posible homicidio involuntario

La ley del menor en Venezuela establece que el adulto encargado de su tutela debe velar en todo momento por su integridad. Cualquier descuido que ponga en riesgo la vida del menor puede ser interpretado como una negligencia. A partir de aquí se puede atribuir un delito por homicidio involuntario.

Imagen de los pies de un bebé
Polémica por la muerte de un bebé en extrañas circunstancias | Cedida

La justicia podría entender que esta madre cometió una imprudencia que condujo a su hija a la muerte de manera involuntaria. Habrá que determinar las circunstancias en las que ocurrieron los hechos, y los motivos por los que la madre se quedó dormida. También podría ser absuelta de cualquier responsabilidad.

En todo el caso, el suceso ha tenido una gran difusión en todo el mundo y ha abierto un debate en su país. Muchos medios cargan las tintas contra la madre, a la que catalogan como irresponsable. Otros defienden la inocencia de la mujer y consideran que lo ocurrido es simplemente un desafortunado incidente.