Julio Araujo con su hermano entrando a declarar a los juzgados

Fallece el sospechoso de la desaparición de Sonia Iglesias sin dar pistas sobre ella

Pese a que todas las sospechas de la desaparición de Sonia Iglesias apuntaran a su pareja, Julio Araujo, no se ha podido saber nada sobre la mujer

En torno a las seis y media de la mañana fallecía Julio Araujo Domínguez, principal sospechoso de la desaparición de Sonia Iglesias, en agosto de 2010 en Pontevedra. Lo cierto es que no ha aportado ningún dato sobre la posible ubicación de Sonia y ha fallecido sin dar respuesta alguna a la familia de la desaparecida.

Fue hace dos años, en 2018, cuando se le detectó a Julio un cáncer, enfermedad que ha terminado con su vida esta misma mañana. Así, pese a que todas las sospechas de la desaparición de Sonia Iglesias apuntaran a su pareja, Julio Araujo, no se ha podido saber nada sobre la mujer. Según las pesquisas policiales, días antes de que desapareciese Sonia, ésta le había comunicado a Julio que su relación se había acabado y fijó el 21 de agosto como fecha límite para que el hombre abandonase el domicilio en el que convivían.

La extraña desaparición de Sonia Iglesias

Según explicó la presidenta de la Asociación de Mujeres Maltratadas de Pontevedra, Sonia contactó con la asociación a finales del año anterior a su desaparición, en 2009. La asociación detalló lo que le había comentado Sonia: «Me dijo que tenía la intención de separarse de Julio y me preguntó cuáles eran los trámites a seguir. Me explicó que se sentía amenazada y chantajeada por su pareja mediante la utilización del hijo que tenían en común y que incluso la había amenazado con un arma de fuego. Me contó que Julio le dijo: ‘Jamás me separaré de ti hasta que llegue la comunión del hijo tenemos». Pese a esta declaración, Julio siempre negó en vida que Sonia le hubiese comunicado la más mínima intención de separarse.

Además, los investigadores hallaron abundantes indicios sobre Julio, ya que existían contradicciones en las declaraciones que hizo o en el hecho de haber afirmado que poco antes de la desaparición de Sonia habían mantenido relaciones sexuales con protección. Los especialistas encontraron el profiláctico y lo mandaron a analizar, extrayendo del interior del mismo restos biológicos de Julio pero sin un solo rastro biológico de Sonia en el exterior del preservativo.


Comentarios