Juan Moyano

El deporte español llora la muerte de Juan Moyano: tenía solo 52 años

El entrenador de baloncesto cordobés llevaba años peleando contra un cáncer

El entrenador de baloncesto cordobés Juan Moyano ha muerto a los 52 años víctima de una larga enfermedad. Era uno de los entrenadores más carismáticos del basket andaluz y el año pasado se retiró afectado de un cáncer. Finalmente no ha podido superarlo y ha muerto para tristeza de todos.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Juan Moyano Luque nació el 6 de diciembre de 1969 y dedicó gran parte de su vida a la formación de jóvenes deportistas. Su vínculo más especial fue con el Encinarejo, un club al que dirigió entre 1998 y 2009. Lo cogió en la liga provincial y lo subió a Primera Andaluza y Primera Nacional. 

Moyano dejó huella en todos los clubes por donde pasó, como Colegio Virgen del Carmen, Posadas, Addipacor, Fuente Palmera, La Rambla, Cordobasket, Decorséneca y Milar Córdona BF. En todos ellos fue muy querido y admirado por sus conocimientos. Hoy están de luto por tan sentida pérdida.

Su última gran hazaña

La última aventura le llevó al Milar Córdoba BF, el actual primer equipo femenino de la provincia. Bajo su batuta el equipo subió hace ahora un año a la Liga Femenina 2. Moyano formó parte del cuerpo técnico que debutó en una categoría nacional, en la temporada que ahora termina.

Entrenador de baloncesto Juan Moyano
Juan Moyano era formador de deportistas | Federación Andaluza de Baloncesto
Juan Moyano era formador de deportistas | Federación Andaluza de Baloncesto

Por entonces ya estaba enfermo, pero justo al empezar la temporada su situación se agravó de forma preocupante. Aunque abandonó sus funciones, nunca dejó de estar vinculado al equipo y demostró un gran entusiasmo. Sus ganas de seguir luchando fueron, de hecho, su seña de identidad.

Esa misma fuerza actuó como motor de todo el equipo, ya que su energía contagiaba a las jugadoras y al cuerpo técnico. Cada victoria era dedicada al entrenador, hasta conseguir la hazaña de la permanencia a un mes de acabar la competición. Una vez finalizada, han conocido el fatal desenlace.

Entrenador muy querido

La noticia del fallecimiento de Juan Moyano Luque ha sido un mazazo para el baloncesto cordobés. Era una persona muy respetada en la provincia como formador de deportistas y persona con gran espíritu de superación. Llevaba años luchando contra un cáncer, que se le agravó hace apenas unos meses.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

En los últimos años lideró al Adeba en la Primera Nacional, y tras la unión del equipo senior Las Margaritas con el Maristas se unió al proyecto del Milar Córdoba. Moyano integró el cuerpo técnico encabezado por Miguel Ángel Luque. Lograron primero el ascenso a la Liga Femenina 2, y ahora la permanencia.

Las reacciones no se han hecho esperar, con mensajes de recuerdo y cariño a través de las redes sociales. Además de vastos conocimientos de la técnica del baloncelista, inspiraba a los jugadores los valores del deporte. Es por eso que su figura trascenderá más allá de su ausencia allí por donde pasó.

El mensaje de Juan Moyano

Una buena muestra de cómo era Juan Moyano como persona fue la fortaleza con la que afrontó su enfermedad. En una ocasión transmitió que “las situaciones límite pueden sacar lo mejor de nosotros”. Moyano estaba convencido de la utilidad del deporte para combatir el cáncer.

Aunque reconocía que el cáncer había cambiado su forma de ver la realidad, nunca dejó de estar vinculado a su gran pasión. Compaginaba el baloncesto con su labor en la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Participaba en programas de ayuda a los pacientes a partir de su experiencia. 

Juan Moyano con sus jugadoras
Juan era una inspiración para sus jugadoras | Milar Córdoba BF

Cuando le diagnosticaron el cáncer “fue como si hubiese recibido un crochet de derecha y besara la lona”. La vida le cambió en un segundo, explicó, “pero somos seres que nos recomponemos”. Poco a poco consiguió sacar la mejor versión de sí mismo para lidiar con la enfermedad.

“Si algo aprendes es que en ti subyace una energía, una capacidad de resiliencia que ni tú mismo conocías”, explicó. Sobre el baloncesto dijo que “en este momento de mi vida es fundamental a nivel de trabajo, compromiso, responsabilidad y foco de atención”. Moyano ha muerto, pero queda su mensaje.