Ángel Adover

Muere en Ucrania Ángel, el español que se fue a la guerra con 31 años

El mallorquín Ángel Adrover era matrícula de honor en Ingeniería de Telecomunicaciones

Ángel Adrover Martínez, mallorquín de 31 años natural de Portocolom (Felanitx), ha muerto en la guerra de Ucrania. En marzo se alistó como voluntario en el ejército ucraniano para combatir la invasión rusa. El ministerio de Asuntos Exteriores español investiga ahora su muerte.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Desde el ministerio confirman su muerte y están en contacto con las autoridades ucranianas para esclarecer cómo murió. También han iniciado el procedimiento para repatriar el cuerpo del joven voluntario mallorquín. Dado que el país aún está en guerra, podría demorarse varias semanas.

La invasión rusa de Ucrania despertó un sentimiento de solidaridad en toda Europa, y varios voluntarios se unieron a la defensa del país. El destino de Ángel es el de muchos otros voluntarios de alrededor del mundo. En España, otras personas han seguido el mismo camino que él.

Carecía de formación militar

El departamento de Exteriores ucraniano informó el sábado por la tarde a las autoridades españolas del fallecimiento de Ángel Adrover Martínez. La embajada española en Kiev investiga el caso en estrecha colaboración con Kiev. Asimismo, están en permanente contacto con la familia del joven. 

Foto de Ángel Adover en Ucrania
Ángel envió esta foto a su madre desde el frente de guerra | La Noticia Digital

Hay que recordar que los combatientes españoles desplazados a Ucrania lo hacen por cuenta propia. Y como sucede con la mayoría de ellos, el Gobierno español desconocía la presencia de Ángel Adrover en el país eslavo. Carecía de formación militar y fue a la guerra asumiendo el riesgo.

Según fuentes familiares citadas por Última Hora, Ángel fue adiestrado para combatir en el frente una vez llegado a Ucrania. Inicialmente dijo a su familia que se iba a realizar labores humanitarias. Fue con posterioridad cuando se enteraron de que, en realidad, estaba combatiendo con el ejército.

Matrícula de honor en Telecomunicaciones

Según esas fuentes, inicialmente participó en tareas de telecomunicaciones en Leópolis, a 70 kilómetros de la frontera con Polonia. Luego decidió tomar las armas y unirse al frente de batalla contra el ejército ruso. A partir de entonces, la comunicación con su madre y su familia se volvió muy escasa.

Fue a través de un coronel del Ejército ucraniano que la madre de Ángel logró saber más cosas sobre el periplo de su hijo. A través de WhatsApp, el oficial les comentó que había conocido a su hijo personalmente. Estaban en la misma base, e inicialmente trabajó en el equipo de telecomunicaciones.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Adrover se graduó con matrícula de honor en Ingeniero de Telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Catalunya, en Barcelona. Era un estudiante brillante que ya había demostrado sus capacidades en el colegio San Cayetano de Palma. Tras graduarse se quedó a vivir en Barcelona.

Un año y medio después volvió a Mallorca para trabajar como informático en el Hospital Son Espases. Hace dos años se fue a vivir a Holanda, el último lugar donde residió antes de tomar la decisión de irse a Ucrania. Lo hizo en los inicios mismos de la guerra, y allí ha muerto cuatro meses después.

Honesto, inteligente y con principios

Según el coronel ucraniano que se mensajeó con la madre de Ángel, “era una persona muy honesta, extremadamente inteligente y con unos principios muy claros”. Le define como “una persona valiente”, y asegura que “admiro su coraje”. Además, el oficial ha confirmado la participación el joven en la guerra.

Montaje con foto de Ángel Adover
Ángel ha muerto en la guerra de Ucrania | La Noticia Digital

Según le ha explicado a su madre, “trabajó durante un corto espacio de tiempo en mi equipo de telecomunicaciones, en Leópolis. Luego decidió que tenía que ayudar en el frente”. La familia desconoce aún las circunstancias de la muerte de su hijo, y están a la espera de recibir más información.

La última vez que Dolores habló con su hijo fue el 13 de junio a las 08:23 horas por WhatsApp. “¿Crees que la guerra acabará pronto?”, le preguntó ella, a lo que él respondió “no”. Días después recibió la terrible noticia, que se la dio su madre (abuela de Ángel) al volver del trabajo.