Montaje con foto de la víctima

Mila, la joven recién casada que ha aparecido muerta en España: no fue un accidente

Mila Marchetti, de 38 años, se casó hace una semana con el hijo del dueño de un local de alterne

La Guardia Civil investiga el macabro hallazgo de una mujer muerta en el punto limpio de la localidad de Carballiño, en Ourense. La víctima es Mila Marchetti, una mujer de 38 años y origen brasileño que se acababa de casar. Su cadáver presentaba múltiples golpes, lo que hace pensar en un posible homicidio.

Detrás de esta extraña muerte se esconde el turbio ambiente en los que se movía la chica. Esta se casó recientemente con el hijo del dueño del local de alterne donde trabajaba. Los investigadores creen que podría tratarse de un caso de malos tratos, pero de momento todo son especulaciones.

Todo apunta a que Mila fue víctima de un crimen, pero no saben si conocía al agresor o fue escogida al azar. La noticia ha sacudido a esta pequeña comunidad de la provincia gallega de Ourense. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación que, por ahora, sigue bajo el secreto de las actuaciones.

Un macabro hallazgo

El sábado por la noche, un operario de la planta de transferencia de residuos de Carballiño encontró el cadáver de una mujer. El lugar es donde está ubicado también el punto limpio de la ciudad y donde trabajaba el operario. El caso fue comunicado inmediatamente a la Guardia Civil, que inició el procedimiento.

El cuerpo fue hallado por el chófer de uno de los camiones de la recogida de basura de la localidad. Estaba vaciando los residuos que había recogido durante la noche, cuando vio una forma extraña que pensaba que se trataba de un maniquí. Para cerciorarse, detuvo la operación y avisó a su capataz.

Los dos comprobaron que se trataba de un cuerpo humano, concretamente el de una mujer. Avisaron a las autoridades, que se hicieron cargo del cuerpo y observaron a primera vista que había signos de violencia. La planta permaneció cerrada durante horas, y el depósito precintado para proteger la investigación. 

Una mujer en pijama por la carretera

El primer paso fue identificar el cadáver, y descubrieron que se trataba de una mujer de 38 años llamada Mila Marchetii. La víctima tenía una hija de 17 años y se había casado hace una semana con el hijo del dueño del club Ninfas, en Listanco (Maside). La mujer trabajaba de camarera y en la taquilla del local.

Los forenses realizaron la autopsia al cadáver y observaron evidencias de un origen criminal de la muerte. La víctima presentaba múltiples contusiones, aunque no ha trascendido cómo pudieron producirse. De hecho, las autoridades han decretado el secreto de las actuaciones para facilitar el trabajo de los agentes.

▶️ Encuentran muerto en su casa a Diego Barrio, un futbolista de 19 años

La misma tarde del sábado, la Guardia Civil de Tráfico había localizado a una mujer en pijama caminando por la carretera. Era una persona de la misma edad y nacionalidad que Mila Marchetti, e iba en pijama y chubasquero por la autovía de Carballiño. Estaba muy asustada e intentó escapar de los agentes.

Creen que esa mujer era Mila

Cuando horas más tarde apareció muerta una mujer brasileña de 38 años, todas las piezas parecían encajar. Los agentes tienen claro que la mujer que vieron a las cuatro y media de la tarde es la misma que apareció muerta a la una y media de la madrugada. Ahora la clave es saber de quién huía y por qué. 

La mujer fue finalmente interrogada por los agentes, que llamaron a una ambulancia y la enviaron a un centro de salud. La mujer ofreció una versión con muchas contradicciones, y piensan que era víctima de malos tratos. Su primera hipótesis fue que la mujer huía de su presunto agresor y maltratador.

Planta de Carballiño, en Ourense
La planta de Carballiño donde encontraron a Mila muerta | Cedida

La misma persona podría estar detrás de la muerte de Mila Marchetti, pero de momento no hay ninguna evidencia firme. La policía sigue investigando este extraño caso que tiene a toda la comunidad alterada. El suceso ha tenido lugar en pleno aumento de los homicidios en los últimos meses.

Aumentan los crímenes

Ourense ha registrado un aumento de la criminalidad en los últimos meses, con al menos cuatro casos de homicidio. En febrero del año pasado, Diego Rodríguez Torres entró en casa de su primo y les apuñaló a él y a su novia. La chica no logró sobrevivir, y luego se supo que el agresor tenía problemas mentales.

En septiembre un niño de 13 años agredió brutalmente a una amiga porque quería saber lo que se siente al matar. La chica finalmente logró sobrevivir. Solo un día más tarde hallaron el cuerpo sin vida de Leticia Magalí, una chica paraguaya que fue asesinada presuntamente por dos amigas que querían robarle.

El año negro acabó con la muerte de José María, un vecino de Barcelona que había ido hasta Cortegada para conocer a su ligue de internet. Cristina Rodríguez Veloso, una joven con problemas psiquiátricos, le habría matado, descuartizado y calcinado. Luego confesó los hechos a su terapeuta.