Cordón policial de la Policía Nacional

Mata a su novia de 36 años delante de su hija pequeña en Soria

El agresor es un hombre de 32 años que llevaba pocos meses de relación con la víctima

La violencia de género se ha cobrado una nueva víctima mortal en España, y es la segunda en apenas dos días. Los hechos ocurrieron esta pasada madrugada en el domicilio de la pareja, en Soria. Una mujer joven ha sido asesinada por su pareja en presencia de su hija de 8 años.

La víctima, de 36 años, y el agresor, de 32, llevaban juntos apenas unos meses. No existían denuncias previas por malos tratos como suele ocurrir en la mayoría de estos casos. Con esta ya son 19 víctimas de la violencia de género en España en 2020, a la espera de que se confirme la de otra mujer.

Una mujer de 53 años fue encontrada muerta en el corral de una finca en Alzira (Valencia) y su cónyuge está desaparecido. Si se confirma serían 20 las mujeres muertas este año por la violencia machista. Las instituciones y las organizaciones han hecho un llamamiento para parar esta sangría.

La mató delante de su hija

Esta pasada madrugada, en torno a las 02:20, ha tenido lugar un crimen machista en Soria. Ha ocurrido en el domicilio conyugal en la plaza del Rosario. Según ha confirmado la Delegación del Gobierno, una mujer de 36 años y origen venezolano ha sido apuñalada por su pareja.

Parte de arriba de un coche policial con las luces encendidas
El crimen ha ocurrido esta pasada madrugada en Soria | Pixabay

El agresor, también venezolano y de 32 años, ha cometido el ataque en presencia de la hija de la mujer. Tras cometer el crimen ha huido, pero ha acabado siendo detenido por la policía. Una persona ha llamado al 112 de Castilla y León para alertar de que una mujer había sido agredida.

La sala de operaciones del 112 movilizó a los efectivos de Policía Local de Soria y Policía Nacional. También mandó a una UVI móvil del Sacyl, pero los sanitarios sólo pudieron confirmar la muerte de la joven. Al llegar al lugar de los hechos observaron que el agresor se había dado a la fuga.

Dos crímenes en pocas horas

La policía abrió una investigación por este asesinato contemplado desde el principio como un caso de violencia de género. Tras poner cerco al agresor pudo ser localizado, detenido y conducido a dependencias policiales. El cuerpo de la mujer fue trasladado al anatómico forense para la autopsia.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

El martes por la tarde había tenido lugar otro crimen machista, esta vez en Alzira, aunque no está confirmado oficialmente. Una mujer encontró el cadáver de su madre con evidentes signos de violencia. La mujer yacía muerta en el suelo de un corral con la cabeza dentro de un capazo con agua.

La policía inició las diligencias para atrapar al cónyuge de la víctima, supuesto agresor, que se había dado a la fuga. Al parecer, después de cometer el crimen fue a casa de un conocido a pedir un vaso de agua y desapareció. Aún no ha aparecido, y creen que puede haberse quitado la vida.

Las mujeres dicen basta

El Ministerio de Igualdad ha reaccionado a estas dos muertes pidiendo unidad contra la lacra de la violencia machista. Ya mostró preocupación hace unos días ante el repunte de asesinatos machistas. “Todas las instituciones debemos trabajar para llegar siempre a tiempo”, ha dicho la ministra Irene Montero.

El Consejo Municipal de la Mujer de Soria ha convocado una concentración silenciosa hoy, a las 20:00 horas. La presidenta de la Asociación de Mujeres Antígona, Pilar de la Viña, ha levantado la voz visiblemente emocionada: “Una vez más ha sido asesinada una mujer joven, trabajadora y madre”.

“Tenía toda la vida por delante”, ha lamentado, poniendo en alerta a todo el país por esta “espiral de violencia contra las mujeres”. “Sabemos que nunca es por un arrebato, siempre hay antecedentes de violencia. No denunció porque quizás pensaba que podía manejar la situación”, ha expresado.

La mayoría no denuncia

Y este es precisamente el principal problema al que se enfrenta la sociedad española con la violencia machista. El 74% de las mujeres que mueren a manos de sus cónyuges o exparejas no habían denunciado. Esto no significa que no existieran malos tratos, sino miedo por parte de la mujer.

A pesar de los protocolos, las mujeres se siguen sintiendo desprotegidas a la hora de denunciar a sus parejas. Además, resulta muy difícil salir de una dinámica de violencia conyugal y las víctimas creen que pueden manejarlo solas. Muchas agresiones se producen cuando la mujer se aleja.

Las víctimas tienen a su disposición el 016, un teléfono que funciona las 24 horas del día en 52 idiomas diferentes. También el correo 016-online@igualdad.gob.es, y el WhatsApp 600 00 00 16. En caso de emergencia pueden llamar a Emergencias (112), a la Policía Nacional (091) o a la Guardia Civil (062).