El abuelo de Marta del Castillo con la foto de la chica de fondo

La última versión del caso Marta del Castillo: hay otro sospechoso

Se cumplen doce años del asesinato a la joven sevillana y el padre de Marta sigue apuntando a su hermanastro, Francisco Javier Delgado

Todo ocurría en la tarde del sábado 24 de enero del año 2009, en la que la joven Marta del Castillo, que entonces tenía 17 años, salía de su casa a ver a sus amigos, entre ellos Miguel Carcaño, que este en concreto, horas más tarde se convertiría en su asesino. Esta vez fue la última que vieron los padres a su hija Marta y hoy ya han pasado doce años.

Doce años de melancolía, tristeza, rabia, años en los que a día de hoy sus padres tienen la certeza de que su hija está muerta, no saben dónde, pero lo está. «Ojalá pusierais en la portada ‘Marta ha aparecido’», confiesa el padre, Antonio del Castillo, tras el decimo segundo aniversario de un suceso que conmocionó a un país entero.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ese mismo 14 de febrero, Carcaño, exnovio de Marta, fue detenido y confesó que había matado a la chica con motivo de una discusión producida en su piso de León XIII en la capital.

Confesó que todo desencadenó en un golpe que le propinó a la joven con un cenicero en la misma noche de este 24 de enero. En la primera confesión expuso que el cuerpo ya sin vida de Marta, había sido arrojado a una de las zonas del río Guadalquivir.

Pero la situación no había hecho más que empezar, puesto que después de esta confesión vinieron muchas otras. Confesiones dispares y distintas entre sí, hasta siete por parte del asesino confeso de la joven sevillana. Aclaró que existían otras ubicaciones en las que podría haber enterrado el cuerpo de Marta del Castillo. Sitios tales como, un vertedero de Alcalá, una finca en La Rinconada, o en Camas, entre otros muchos.

La condena impuesta a Carcaño

Por el asesinato de Marta la Audiencia de Sevilla en enero de 2012 condenó a Carcaño a una pena de 20 años de cárcel y a su vez absolvió a su hermanastro Francisco Javier Delgado, a la novia del mismo, María García, y a Samuel Benítez. Tiempo después el Tribunal Supremo elevó la condena a 21 años y 3 meses por ejercer un delito contra la integridad moral.

Tristemente pasan los años y la familia de la joven no ve un ápice de luz, de esperanza en encontrar el cuerpo de su hija, pero el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla, que, continúa con una parte de la investigación abierta para la desaparición del cuerpo sin vida de la joven, investiga la posible participación del hermanastro de Miguel en el asesinato de la sevillana. Todo ello propiciado por el padre de la niña Antonio del Castillo, quien puso en poder del juez Álvaro Martín unos documentos relacionados con la hipoteca del piso de León XIII, donde ocurrió el suceso.

Precisamente esta versión ya se la había dado Carcaño al padre de Marta en uno de sus encuentros en la cárcel de Herrera de la Mancha, en donde cumple condena. «No me he vuelto a reunir. Es difícil, pero no me molestaría volver a hacerlo. No tengo nada que perder. Por una palabra que me lleve, el viaje merece la pena, aunque tenga que hacer de tripas, corazón».

«Pensar que Miguel discute con Marta y le da un golpe y mi hija desaparece no se lo cree nadie. Engañaron a la Policía porque Carcaño no tenía infraestructura para hacer desaparecer el cuerpo solo», explica.

Según el padre, «El hermano, Francisco Javier Delgado, no es tan santo», según el padre. En todo momento se muestra muy satisfecho del trabajo que está desarrollando el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Sevilla, con quien ya ha tenido varios encuentros para investigar los papeles. Es «un buen equipo y muy profesional». Una investigación en todo caso ardua y que requiere de mucho tiempo.

Tampoco oculta su malestar con las funciones que ejecutan el Grupo de Menores del mismo cuerpo que investigaba el caso de Marta. «Hoy la Policía Nacional no se hubiese creído a los detenidos», en sus distintas versiones, asegura el padre de la sevillana, que todavía sigue sin comprender por qué una vez que Carcaño confiesa que ha matado a su hija la investigación la siguió llevando Menores.

Momentos de espera para la familia

Por el momento continúa la espera del informe policial sobre los papeles de la hipoteca, y es que el pasado 14 de febrero, once años después de la detención y confesión de Carcaño, ‘ABC’ de Sevilla informó de que el juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Álvaro Martín, reabría las diligencias incoadas en su momento con el fin de investigar la posible implicación en la muerte de Marta del Castillo, de Francisco Javier Delgado, el hermanastro de Carcaño.

J. Delgado, temprano fue absuelto de encubrimiento y amenazas.  A la espera del análisis correspondiente de estos papeles relacionados con la hipoteca del piso de León XIII en el que ocurrió todo y en el que Marta fue asesinada hace ya doce años, que corroborarían la última versión de Carcaño que apunta directamente a la participación de su hermanastro en la muerte.

Ahora es el turno de la Policía Nacional, órgano que tiene en estos momentos los documentos para poder «determinar la comprobación de los mismos, la veracidad que pudieran tener y si de ellos resultan hechos que pudieran ser conducentes a esclarecer el lugar en el que se encuentre el cuerpo de Marta o la posible participación en su muerte de terceras personas, que hasta la fecha no estuviesen enjuiciadas por tales hechos», según señala el juez en un auto.

La familia también sigue de cerca el avance de la causa contra el «Cuco» por falso testimonio durante el juicio desarrollado en la Audiencia a finales de 2011 contra Carcaño, Delgado, Samuel Benítez y María García. «Está tardando más que la investigación delos papeles», denuncia el padre de Marta.