María y Guardia Civil

María, la adolescente española encerrada diez días con un hombre 21 años mayor

La sometió con alcohol, drogas y pastillas, y abusó sexualmente de ella de forma reiterada

Final feliz para la niña de 16 años que ha estado desaparecida durante varios días en Nàquera (Valencia). Su liberación ha dejado al descubierto el horror vivido por esta chica durante los diez días de cautiverio. La policía detuvo al agresor, un hombre de 37 años con antecedentes por homicidio.

María desapareció en La Eliana el jueves 12 de mayo. La investigación ha revelado que pasó diez días retenida contra su voluntad en una casa okupada junto a un hombre 21 años mayor que ella. La menor estuvo sometida a base de drogas, alcohol y tranquilizantes que la tenían aturdida. 

La menor fue localizada el pasado lunes 23, once días después de que se comunicara su desaparición. Tres días más tarde, la policía logró capturar al sospechoso para ponerlo a disposición del juez. La autoridad judicial ha decretado su puesta en libertad con cargos y una orden de alejamiento.

Acusado de abusos sexuales

Los investigadores creen que el sospechoso, un hombre de 37 años con antecedentes por homicidio, incitó a la menor a huir de casa. La encerró sin poder salir en una casa okupada de Nàquera. Durante diez largos días la mantuvo drogada y abusó sexualmente de ella de manera reiterada.

Montaje con foto de la desaparecida
La Guardia Civil buscó a María durante días | La Noticia Digital

El hombre está acusado de abusos sexuales a una menor, un delito contra la salud pública e inducción de abandono de domicilio. El juez ha ordenado su puesta en libertad con cargos, aunque con la prohibición de acercarse a la menor. Por su lado, la víctima se encuentra aún recuperándose.

De hecho, la adolescente no ha podido acudir a los juzgados a declarar porque aún está muy débil. Su organismo se ha visto gravemente dañado por el consumo desorbitado de ansiolíticos y sustancias estupefacientes. Cuando se recupere podrá ofrecer su versión del infierno que vivió.

Consiguieron localizarla

El pasado 12 de mayor difundieron la desaparición de una chica de 16 años en La Eliana. El ministerio del Interior y la asociación SOS Desaparecidos compartieron su foto para pedir la colaboración ciudadana. La Guardia Civil inició una investigación al sospechar que podría estar retenida.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Los investigadores consiguieron llegar hasta la identidad del sospechoso, residente en una casa okupa de Nàquera. Al verse perseguido por la policía liberó a la chica y trató de ocultar que había estado en su casa. Su intención era hacer ver que la víctima se había fugado voluntariamente, y había estado en otro sitio.

La diferencia de edad entre la víctima y su captor es suficiente como para acusarle de inducir al abandono familiar a una menor de edad. Esto, con independencia de que la chica se fugara de manera voluntaria o no. Pero además, lo ocurrido a lo largo del secuestro hacen aún más grave la situación.

La hipótesis de la policía

Creen que el detenido suministró ansiolíticos y drogas mezclados con alcohol a la chica para anular su voluntad. El agresor habría aprovechado esta situación para abusar sexualmente de ella de manera reiterada. Los agentes encontraron pruebas de la presencia de la víctima en ese piso.

También había fármacos y drogas que supuestamente habría administrado el agresor a la víctima. La chica tiene 16 años, y según la ley española ya puede dar su consentimiento para mantener relaciones sexuales. Sin embargo, al haber sido drogada se considera presunto delito de abuso sexual.

Foto de la guardia civil
La Guardia Civil pudo finalmente localizar a la chica | Guardia Civil

Más difícil será demostrar que la menor estuvo retenida en contra de su voluntad. Por ahora no ha quedado acreditado que la víctima estuviera allí de forma obligada y pudiera haberse marchado en cualquier momento. La declaración de la víctima será fundamental para demostrar si eso fue así.

Violencia contra las mujeres

Con todas estas circunstancias presentes, el juzgado de guardia ha dejado en libertad al sospechoso con una simple orden de alejamiento. Esto, pese a la gravedad de los hechos y a los antecedentes del sujeto. De hecho, protagonizó un incidente amenazando a la madre de la menor a la salida de los juzgados.

Este hombre estuvo diez años en prisión por un crimen cometido en Córdoba cuando tenía 23 años, en 2008. En aquella ocasión propinó una cuchillada en el corazón a su víctima provocando su muerte. Al parecer podría padecer algún tipo de trastorno, que ahora tendrá que ser evaluado por los forenses.

España está viviendo estos días un repunte de la violencia de género, con cuatro mujeres muertes en una semana. Las autoridades están preocupadas ante este aumento del machismo. Las víctimas de la violencia de género tienen a su servicio el número de teléfono 016, que funciona las 24 horas del día.