Sandra Plazas Prados, desaparecida en Barcelona

La madre de Sandra, chica de 17 años desaparecida en España: 'No están haciendo nada'

Las autoridades han asegurado tener algunos indicios del paradero de la joven

Sandra Plaza Prados desapareció la mañana del pasado 1 de marzo en la calle Tàpies del barrio del Raval en Barcelona.

Esta joven de 17 años se dirigía a hacer un curso cuando fue vista por última vez y desde entonces nada se ha sabido de ella. 

«Nos sentimos desamparados por la policía»

Su familia lleva más de 20 días buscando a Sandra sin éxito y ahora su madre, Mónica, ha querido denunciar públicamente que se sienten completamente «desamparados» por la policía, porque no les están ayudando a dar con el paradero de la adolescente.

«El último día que fuimos a la comisaría nos dijeron que teníamos que pedir cita previa», ha lamentado la mujer a 'Metrópoli Abierta' y también ha deplorado que no reciben ninguna llamada e información sobre el caso por parte de los agentes. 

La familia de Sandra también ha criticado la «escasa difusión del caso» que han realizado las autoridades catalanas. 

«En dos ocasiones nos han pedido el permiso para subir el cartel de desaparecida a las páginas oficiales, pero no lo han hecho. Si tuviéramos dinero se saltarían protocolos, permisos y harían lo que hiciese falta»

Vista junto a otra chica

«La mañana que desapareció estuvimos juntas. Me acompañó a dejar a mi hijo pequeño en el colegio y me dijo: 'adiós mamá, me voy al curso', pero nunca llegó», ha explicado la madre de Sandra. 

Mónica también ha aclarado que no hubo ningún comportamiento extraño por parte de su hija que le hiciera saltar las alarmas.

Su familia interpuso la denuncia de la desaparición de Sandra esa misma noche, extrañados por la ausencia de la menor. «Sandra nunca había desaparecido», ha asegurado su madre. 

Tras la activación de la alerta de búsqueda, un testimonio se puso en contacto con los padres de la joven y dijo haberla visto salir de un supermercado de la calle Madrazo el día 3 de marzo. 

Según el relato de este testigo, Sandra se habría subido a un taxi a unos 20 metros del Condis en el que había sido vista, acompañada junto a otra persona y un bebé.

«Nos dicen que era una chica bajita, delgada y rubia que llevaba un bebé en un carrito», ha relatado la madre de la desaparecida.

Mónica trasladó la información recibida a la policía, pero las autoridades catalanas le han dicho «que las cámaras» del supermercado «salen erróneas» y que, por lo tanto, no se puede corroborar que Sandra hubiera estado allí.

Convocan una marcha para ejercer presión 

Teniendo en cuenta la mala gestión policial, los familiares y amigos de Sandra han decidido convocar una marcha que se iniciará en los jardines del Forat de la Vergonya y que terminará enfrente de las dependencias policiales de los Mossos d'Esquadra en Ciutat Vella para hacer presión y que las autoridades le den más importancia al caso.

La convocatoria está programada para el próximo sábado, 27 de marzo, a las 12:00 horas y gracias a la gran difusión que se ha hecho a través de las redes sociales contará con «mucho apoyo».

Los Mossos d'Esquadra han publicado en sus redes sociales la alerta de desaparición de Sandra Plazas Prados tras la denuncia pública de la madre de la adolescente y cuando han sido preguntados el motivo por el que no la habían compartido antes han señalado que para hacerlo «se tiene que seguir una serie de criterios para determinar que sea necesario» y que este era «un caso muy ambiguo en el que se podía hacer o no».

Según algunas fuentes policiales que ha consultado el mismo medio, el procedimiento que se lleva a cabo en este tipo de casos es el de «hablar con los padres para saber los motivos que podrían haber causado la desaparición, comprobar el domicilio de los amigos y familiares para descartar que estuviese en alguno de ellos, revisar tarjetas de crédito para ver si ha habido movimientos, entre otras comprobaciones». 

Sin embargo, la familia de Sandra ha negado que los Mossos d'Esquadra hayan realizado todas estas acciones para encontrar pistas que les lleven al paradero de la menor.

Pese a esto, los portavoces del cuerpo han confirmado que tienen «algunos indicios» del lugar en el que se encuentra la joven, pero consideran que «no es una desaparición de riesgo». 

Su familia ha solicitado que si alguien tiene alguna pista sobre el paradero de Sandra se ponga en contacto con el servicio de emergencias o con SOS Desaparecidos, a través del teléfono 649 952 957, del 642 650 775 o del correo: sosdesaparecidos@sosdesaparecidos.es