Perder ayudas del Covid: Lo que llevó a una madre a acabar con la vida de sus 5 hijos

Después de envenenar a cinco de sus seis hijos, Christiane, intentó quitarse su propia vida

Madre y sus hijos empujando un coche
Perder ayudas del Covid: Lo que llevó a una madre a acabar con la vida de sus 5 hijos | iStock

Alemania está de luto porque Christiane, una joven de 27 años, ha matado a cinco de sus hijos, después de que le retiraran las ayudas económicas que recibía. 

El único superviviente ha sido el mayor de los cinco hermanos, Marcel, de 11 años. Fue él mismo el primero en avisar a sus allegados de lo sucedido. «Solo quería decirte que no me vas a ver más porque mis hermanos están muertos», le escribió a su amiga Max el jueves.

Un poco después de esto, la policía entró en la casa de la familia y allí descubrieron los cuerpos sin vida de los cinco menores.

Murieron a causa del veneno que había puesto Christiane en los alimentos de los pequeños y según el reputado criminólogo alemán, Axel Petermann, el motivo por el que los mató fue «la pérdida de ayudas y perspectivas». 

Marcel además de ser el único superviviente es el mayor de los seis. Sus hermanos a penas tenían uno, dos, tres, seis y ocho años y aunque en un principio no hay rastro de violencia en sus cuerpos, todavía está por determinarse a través de una autopsia la causa exacta de los fallecimientos. 

La familia residía en el barrio residencial de Hasseldelle, en Solingen, y cuando todo sucedió, el joven de 11 años, decidió viajar 75 kilómetros al oeste de su ciudad, a Mönchengladbach, donde vive su abuela materna en busca de ayuda y refugio. 

Según han informado los medios alemanes, cuando las autoridades llegaron al domicilio de Christiane, ella ya no estaba allí. Había decidido marcharse junto a Marcel y dejar los cadáveres de sus otros cinco hijos en el lugar del crimen. 

El periódico 'Bild', ha explicado que fue la propia progenitora quien llevó a su hijo mayor al tren para llevarle hasta la ciudad de residencia de su abuela y ella misma quién se encargó de llamar a la policía para contar lo que había sucedido. 

La joven de 27 años, aprovechó la estación de tren, para intentar suicidarse, lanzándose a las vías desde uno de los arcenes de la parada de Düsseldorf. Sin embargo, no logró su objetivo y consiguió sobrevivir, aunque se encuentra ingresada en el hospital con heridas graves bajo protección policial. 

El pequeño de 11 años, Marcel, ya se encuentra seguro en un «entorno familiar», aunque han rechazado meterlo en un programa de protección de menores, mientras que Christiane está incapacitada para relatar lo sucedido. 

Solingen en shock con lo acontecido

Este crimen ha dejado conmocionado a todo el barrio de Hasseldelle que no pueden creer lo que ha pasado. «Estoy espantado con la noticia de que en nuestra ciudad se hayan encontrado cinco niños muertos», manifestaba el pasado jueves el alcalde, Tim Kurzbach. 

«Lamentamos la muerte de estas cinco vidas. Acompaño en el sentimiento a todas las personas cercanas a los niños y su familia».

«El drama familiar de Solingen me llena de pena y ahora mismo mis pensamientos y oraciones están dedicados a los cinco niños pequeños a los que de manera tan horrible se les arrancó la vida», comentó el ministro del Interior del Land de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul. 


Comentarios

envía el comentario