Luz de emergencia de un coche de la Policía

Kira, la niña de 15 que se quitó la vida tras ser acosada: sus padres piden ayuda

Nuevas pistas reabren el caso para esclarecer lo que motivó a la adolescente a suicidarse

Kira solo tenía 15 años cuando decidió quitarse la vida. La joven adolescente decidió suicidarse en el barrio de Sant Andreu de Barcelona, el pasado 19 de mayo.

La noticia conmocionó a toda la población y dejó a la familia completamente desolada. Pese a haber dejado una nota de despedida, no confesó lo que le llevó a tan drástica decisión.

Sus padres decidieron interponer una denuncia al centro escolar Manyanet de Sant Andreu, donde la joven cursaba sus estudios. Al parecer sospechan de un posible acoso escolar a Kira al que el colegio no supo poner remedio.

El caso de Kira no ha sido el único. Han sido muchos los jóvenes víctimas de bullying que terminan decidiendo quitarse la vida. Una lacra que está muy presente en nuestra sociedad y que preocupa a padres y docentes.

Un correo electrónico arroja más luz sobre las causas del suicidio

En un primer momento, los Mossos d'Esquadra iniciaron una investigación que se cerró al poco tiempo por considerar la muerte de Kira como un suicidio. No obstante, los progenitores de la joven quieren que se siga investigando para esclarecer lo que motivó a su hija a quitarse la vida.

Sus padres aseguran que Kira era una niña tímida, pero feliz, de ahí que piensen que podría haber un motivo detrás de su fallecimiento. Consideran que el colegio no puso los medios suficientes para evitar el acoso y que tampoco aplicaron los protocolos adecuados.

Hace unos días, un correo electrónico encontrado en el teléfono de la adolescente, puso en alerta a la familia. En él se podían leer en el asunto las palabras 'muerte' y 'muere'. Dicho email se encontraba dentro de la aplicación creada por el centro para las tareas escolares.

Una aplicación a la que solo tienen acceso personal docente y los estudiantes. Este hallazgo ha provocado que se reabra la investigación para dar con la identidad del destinatario y esclarecer lo ocurrido.

En este sentido, los investigadores se han puesto en marcha para recopilar toda la información posible. Mientras, esperan la aprobación de un juez para poder tener acceso al móvil de Kira y averiguar si existen más correos electrónicos intimidatorios.

El caso de la adolescente no ha sido el único caso de bullying en el centro. Existen testimonios de padres que denuncian tratos similares hacia sus hijos, e incluso los padres de Kira se quejaron al profesorado.

Sin embargo, desde la dirección de la escuela niegan "ninguna incidencia ni ninguna acción vía tutoría, ni hay queja formal por parte de la familia".

La familia de Kira pide ayuda

José Manuel y Maria José no han podido llorar en paz el fallecimiento de su hija. Necesitan que se conozca por lo que realmente estaba pasando y que los culpables paguen.

Se trata de una lucha por esclarecer la verdad y hacer justicia. El infierno por el que tuvo que pasar la joven por culpa del acoso no puede quedar indemne.

Asociaciones de familias y centros escolares se han puesto en contacto con la abogada de los progenitores para mostrarles todo su apoyo. Ambos, agradecen las muestras de cariño que les dan fuerzas para seguir luchando en el nombre de Kira.

El caso de esta joven catalana ha abierto las puertas a que otros sucesos similares salgan a la luz. Testimonios que ponen de relieve la problemática del bullying y el dolor que ocasiona a las víctimas y a las familias.

"Sabemos que es difícil poner palabras al sufrimiento y romper el silencio", han expresado José Manuel y María en una carta. Además, aprovechan la ocasión para pedir ayuda a quien "sepa algo sobre lo que estaba sufriendo o tiene alguna información sobre el caso" de Kira.

Una petición que realizan de manera privada, evitando las redes sociales y poniendo a disposición el correo electrónico de la abogada, "secretaria@carlavall.com".