Cordón policial de los Mossos d'Esquadra y tres agentes de fondo

La joven de 20 que acabó con la vida de su bebé en España lo confesó a sus amigas

Tanto ella como su madre, que la ayudó, están detenidas

El triste final para un bebé recién nacido en la ciudad de Tarragona se daba a conocer el pasado jueves. Fue entonces cuando se produjo la detención de una joven de 20 años y de su madre por haber acabado con la vida del pequeño y haberse deshecho del cuerpo. 

Aunque los Mossos d'Esquadra no han podido encontrar el cuerpo del niño, parecen haber resuelto el terrible crimen casi un año después que tuviera lugar. Y lo han hecho, seguramente gracias a la poca precaución que tuvo la madre del bebé, y autora material de los hechos, tras cometer el crimen. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y es que habría sido clave para qué se llevará a cabo la detención, lo que habría hecho la joven de 20 años los días siguientes a matar a su hijo recién nacido. Según apuntaba la policía catalana, la chica le habría confesado los hechos a unas amigas con las que compartía unas clases en un centro educativo de la ciudad catalana. 

Según parece, estas informaciones habrían llegado a manos de la policía unos meses después de que se produjera el crimen. Concretamente, habría sido el 4 de diciembre de 2020 cuando los agentes de la División de Investigación Criminal de la región del Camp de Tarragona habrían tenido conocimiento por parte de algún ciudadano, de quién no se han revelado ningún dato, de que una madre habría matado a su hijo y que habría lanzado el cuerpo a un contenedor. 

Rápidamente, se inició una investigación policial por esta unidad especializada en crímenes para tratar de confirmar, si realmente eran ciertas las informaciones que les habían llegado. Es por eso que meses después de abrir las diligencias, empezaron a tomar testimonio de todas las amigas a quienes habría explicado los hechos la joven detenida. 

Sus declaraciones fueron clave para que realmente se haya podido construir un caso por un posible delito de homicidio o asesinato contra la joven, aunque no se haya podido localizar el cuerpo de la recién nacida, pues la chica habría tenido una niña. 

Estos testimonios habrían sido suficientes para que los agentes llevaran a cabo las detenciones de madre e hija el pasado jueves, casi un año después del crimen, que habría tenido lugar el pasado mes de marzo. Las dos, vecinas de Tarragona, habrían sido llevadas a la comisaria central que hay en el barrio de Camp Clar de la ciudad. 

Decidió matar al bebé al ser demasiado tarde para abortar 

Los hechos que acabaron con tan triste desenlace empezaron en verano de 2019. Fue entonces cuando la joven realizó un viaje a Marruecos. Habría sido allí donde se habría quedado embarazada sin tener la intención de ser madre. 

Pasados unos meses ya había vuelto a España y empezó unos cursos donde coincidió con las amigas a quienes les acabó relatando los hechos. A ellas les explicó que no tenía intención de tener a su hija y que quería abortar, sobre todo para ocultar a su padre el hecho de que se había quedado embarazada. Llegó incluso a acudir a algún centro sanitario donde se le pudiera practicar un aborto con una píldora, pero era ya demasiado tarde. También pidió cita en un centro donde le pudieran interrumpir el embarazo, pero no acudió. 

En marzo, dejo de acudir a las clases, y por esas fechas habría dado a luz en su propia casa. Lo que habría explicado a una de sus amigas es que intento asfixiar a la pequeña, sin conseguir matarla, y que la metió en un armario. Habría sido la abuela la que al día siguiente la lanzó a un contenedor. Las dos, de nacionalidad española, pasaron a disposición judicial este sábado.