Montaje con foto de Jorge Salmerón Mezcua

Jorge, el niño de 13 años fallecido de repente en España: todo un equipo roto

El club San José Obrero de Jerez ha anunciado con pesar la prematura muerte de su jugador

El fútbol jerezano llora la repentina muerte de Jorge Salmerón Mezcua, un jugador fallecido con solo 13 años. Ha sido el club en el que jugaba el menor el que ha anunciado la terrible noticia. Según ha informado el San José Obrero, Jorge ha muerto “de forma repentina con tan solo trece años recién cumplidos”.

Jorge Salmerón Mezcua militaba en las categorías inferiores de la sección de fútbol sala del San José Obrero. El club jerezano se ha mostrado devastado por tan inesperada pérdida, sin que haya trascendido la causa exacta de la muerte. Las reacciones no se han hecho esperar con una avalancha de mensajes.

Clubes y entidades sociales de todo el territorio se han hecho eco y han mandado todo su apoyo a familiares, amigos y compañeros. También al club donde jugaba Jorge, cuyos directivos, entrenadores y jugadores se encuentran consternados. Es la segunda pérdida del fútbol jerezano en apenas 24 horas.

Luto en el fútbol jerezano

El pasado 1 de abril se conoció la muerte de Paco Mancilla, exentrenador de la cantera del Xerez CD, a la edad de 70 años. Apenas un día después trascendió la repentina muerte de un futbolista jerezano de solo 13 años. El propio Xerez CD, a través de su cantera, mostró su pésame ante tan triste fallecimiento.

La muerte de Jorge ha colmado de tristeza la sección de fútbol sala del San José Obrero, equipo en el que jugaba. El club blanquiverde ha trasladado el pésame “a sus padres y a su hermano, así como a familiares y amigos en estos momentos tan duros”. El hermano del niño fallecido también juega en el equipo.

Foto del San José Obrero infantil
Foto del equipo en el que jugaba el niño fallecido | Twitter

Otros clubes de la provincia se han hecho eco de la terrible pérdida y han expresado todo su apoyo al entorno. El Guadalcacín ha sido de los primeros en trasladar el pésame al San José Obrero y a los allegados de Jorge Salmerón. “Mucho ánimo en estos momentos tan duros”, ha expresado la entidad.

También el Sherry Atlético FC ha dejado un mensaje de condolencias. “Expresamos nuestro más sentido pésame por el fallecimiento de Jorge, que fuera jugador del San José Obrero, . Todo nuestro apoyo para sus familiares y seres queridos, descanse en paz”, se puede leer en el escrito.

'Una estrella más en el cielo'

“Mucho ánimo y fuerza para esa familia destrozada, ya hay una estrella más en el cielo de nombre Jorge Salmerón Mezcua”. Este es uno de los mensajes que se puede leer en redes sociales, como reacción a la trágica noticia. Un ejemplo del pesar que ha causado el suceso en el deporte local.

▶️ El grito desesperado de los familiares de las víctimas del naufragio del Villa Pitanxo

La prensa local se ha hecho eco de la noticia calificándolo como “tragedia en el deporte de Jerez”. Hacía apenas algunas horas que habían recibido la noticia de la muerte de Paco Mancilla, que fue entrenador de la cantera del Xerez. Un hombre “cercano, amable, siempre dispuesto a ayudar”, como han recordado.

La vida de Paco Mancilla estuvo ligada al fútbol y el deporte, y solo se retiró de los terrenos de juego obligado por una enfermedad. La misma que se lo llevó el pasado viernes, ante la consternación de su entorno y del mundo del fútbol jerezano. Horas después se conoció la inesperada muerte de Jorge Salmerón.

Segundo niño muerto en pocos días

Jorge es el segundo niño muerto de manera repentina en Andalucía en apenas unos días. El lunes de la semana pasada se conoció la trágica muerte de un niño de 12 años en un instituto de Málaga, el IES Sierra de Mijas. El niño se desplomó durante el recreo y murió allí mismo, delante de sus compañeros.

Se desconocen las circunstancias en las que ha fallecido Jorge, un niño muy querido en su entorno y en su equipo de fútbol sala. Precisamente la semana pasada, el deporte español despidió con pesar a Nico Holguin, un jugador de baloncesto de 15 años. También se desplomó mientras jugaba con sus amigos.