Foto de Jesús Ángel Bienzobas

Jesús, el español que ha perdido la vida en una desgracia con tan solo 26 años

Jesús Ángel Bienzobas Bonilla trabajaba como repartidor y tenía vocación humanitaria

Jesús Ángel Bienzobas Bonilla, de 26 años y natural de Arguedas (Navarra), es la víctima mortal del accidente que tuvo lugar ayer. El joven murió en un choque frontal con un camión en la recta de Arguedas. Acababa de volver a su localidad natal después de vivir algunos años en Francia.

Jesús Ángel tenía dos hermanos y vivía en casa de su abuelo por parte de madre, en la localidad navarra de Arguedas. Estuvo unos años viviendo fuera con su familia, pero hace poco volvió para vivir con su abuelo. Residían en el barrio de Venecia, donde también viven otros familiares. 

El joven navarro fallecido trabajaba como repartidor para varias empresas, la última de ellas Logística Parcel. Se sacó el carnet de conducir en agosto de 2021 y lo mostraba orgulloso en una fotografía de Facebook. Ha sido precisamente en la carretera donde ha encontrado trágicamente la muerte.

Religioso con vocación humanitaria

Jesús Ángel Bienzobas también tenía una faceta humanitaria, ya que era voluntario en la ONG Remar. Se trata de una organización sin ánimo de lucro volcada en las personas en exclusión social. Colaboraba habitualmente con esta asociación y tenía unas profundas creencias religiosas.

Montaje con foto del fallecido
El joven murió en un choque en la recta de Arguedas | La Noticia Digital

Jesús Ángel era Testigo de Jehová, una creencia que le venía por tradición familiar, y profesaba su fe con suma devoción y de manera activa. Participaba activamente de la comunidad religiosa, faceta que compaginaba con la vocación humanitaria. Su muerte ha provocado una gran consternación.

El alcalde de Arguedas, el pueblo del fallecido, ha expresado el sentir del municipio tras esta enorme tragedia. José María Pardo ha lamentado el accidente y ha definido al chico como “un joven muy amable y muy majo”. También ha destacado su carácter social y su vocación humanitaria.

El accidente mortal de Arguedas

Jesús Ángel Bienzobas Bonilla, repartidor de 26 años, murió en un accidente de tráfico en la llamada recta de Arguedas. Se trata de un punto en el kilómetro 13,500 de la NA-134, en el término municipal de Tudela. El siniestro ocurrió ayer sobre las 16:07, en un choque frontal con un camión. 

La Policía Foral de Navarra está investigando las causas por las cuales el vehículo en el que iba Jesús Ángel impactó contra el camión. Una hipótesis es que el joven pudo sufrir un despiste o quedarse dormido al volante. Esto explicaría por qué invadió el carril contrario por el que circulaba el camión.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

La policía identificó al conductor fallecido como Jesús Ángel Bienzobas Bonilla, de 26 años y vecino de Arguedas. El chico fue evacuado en ambulancia al Hospital Universitario de Navarra (HUN), donde murió poco después. Agentes de la Policía Foral se hicieron cargo de la investigación.

Emergencias movilizó un equipo médico de Valtierra y bomberos del parque de Tudela para este accidente. Los bomberos tuvieron que liberar el cuerpo del joven herido, para que pudiera ser atendido por los sanitarios. Tras estabilizarlos, pudieron trasladarlo al hospital donde finalmente murió.

Aumenta la siniestralidad

Se trata de la víctima número 14 de los accidentes de tráfico en Navarra este año, la segunda en pocos días. La semana pasada hubo que lamentar la muerte de un motorista en la A-68 (Autovía del Ebro), a la altura de Fontelles. El fallecido era Fernando, un joven de 34 años natural de Trazos (La Coruña).

Un coche adelantando a otro en la carretera
Aumenta la siniestralidad en España en 2022 | Pixabay

Fernando vivía actualmente en Mallorca y estaba de ruta por Navarra cuando el infortunio se cruzó en su camino. Iba junto a tres compañeros motoristas más, cuando de repente se toparon con un accidente. Los tres primeros consiguieron esquivar el vehículo accidentado, pero Fernando no.

El joven sufrió una salida de la vía impactando de forma brutal con el guardarraíl. La muerte de estos jóvenes vuelve a poner de manifiesto el repunte de la siniestralidad que están viviendo las carreteras españolas este año. En parte tiene que ver con el fin del coronavirus y el aumento de la movilidad.