Isam, el joven marroquí de 34 años fallecido por una paliza en Logroño (La Rioja)

Isam, el repartidor de 34 años fallecido en España por querer robarle la bicicleta

La policía ha detenido a seis personas que asaltaron a este repartidor de comida para robarle la recaudación y su bici

Isam Haddour, un joven marroquí de 34 años, recorría todos los días en bicicleta los 5,3 kilómetros que separan el lugar donde vivía, la localidad alavesa de Oyón, hasta su lugar de trabajo en Logroño. Era repartidor de comida a domicilio, y el pasado jueves seis individuos le asaltaron para robarle la bicicleta y le dieron una paliza que acabó con su vida.

El incidente ocurrió cerca del parque del Ebro, en Logroño. Isam había acabado su jornada laboral y se disponía a volver a casa cuando fue asaltado por seis hombres, dos de ellos menores de edad. Lo atacaron con la intención de robarle la bicicleta y el dinero que llevaba encima, la recaudación de todo un día de trabajo ganado con el sudor de su frente.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Los investigadores no descartan que haya más implicados, aunque por ahora han detenido a seis personas entre 14 y 25 años. Según las primeras informaciones, los detenidos asaltaron a la víctima al término de su jornada laboral, y le propinaron una paliza que lo dejó inconsciente y malherido cerca de un parque.

Fueron unos transeúntes los que encontraron el cuerpo del joven inconsciente y llamaron a la policía. Al llegar avisaron a una ambulancia e iniciaron las pesquisas para detener a los responsables del ataque. Mientras, los sanitarios trasladaron al joven al servicio de urgencias del hospital San Pedro, donde falleció al día siguiente.

La Brigada Provincial de la Policía Judicial se hizo cargo de las investigaciones, que de momento siguen abiertas. Entre los detenidos hay dos menores de edad, de nacionalidad española y colombiana, con antecedentes por robo. Hay diferentes grados de implicación entre los detenidos, que ahora se encuentran en la Jefatura de la Policía Nacional y pasarán a disposición judicial a primera hora de esta tarde.

Muy querido en su pueblo

La muerte de Isam ha causado una gran conmoción en su pueblo, Oyón, donde vivía con su familia desde hace diez años. En el lugar cuentan que «era un chico muy simpático, muy querido en el pueblo, que se llevaba bien con la gente y estaba perfectamente integrado». Como muchos otros jóvenes, Isam tenía muchos amigos y estaba muy ilusionado con una relación sentimental que mantenía con una chica.

También era conocido en Logroño, donde trabajaba en el reparto de comida rápida a bordo de su bicicleta. Cada día recorría el trayecto del Camino Viejo de Oyón hacia la capital riojana. Las redes se han llenado de condolencias de sus amigos y locales emblemáticos como el Café Garai de Oyón: «Hoy es un día muy triste para nosotros. Joven, educado, simpático, alegre y muy querido en nuestro pueblo. Todavía nos cuesta creerlo».

Los mensajes expresan también un deseo: «Esperemos que pronto se esclarezcan los hechos». La policía sospechó desde el primer momento que había sido una muerte violenta y por eso puso en marcha la investigación por homicidio. Durante el fin de semana se produjeron las detenciones de los sospechosos, que ahora están acusados por participar en diferente grado de la paliza y la muerte de Isam.

David sigue desaparecido

El 17 de marzo desapareció en circunstancias extrañas un joven de 24 años, en Logroño. David Calvo Castellaños se despidió de su padre a las tres de la tarde para ir al gimnasio, pero nunca llegó a su destino. Su familia asegura que está en tratamiento psicológico y se desconoce si huyó voluntariamente o por influencia de alguien. A pesar de las pesquisas, de momento sigue sin haber ni rastro de su paradero.

Por eso, en un primer momento se pensó que el cuerpo del joven hallado inconsciente cerca del parque del Ebro era el de David. Tras hacer las comprobaciones, la Delegación del Gobierno en La Rioja desmintió que se tratara de David y dio la identidad de Isam.

Mientras la familia de Isam llora su pérdida, en Logroño sigue la búsqueda de David. La policía está intentando desbloquear el teléfono por si alguno de los últimos mensajes ofrece alguna pista. La incertidumbre crece en su familia, que temen lo peor. Incluso han organizado batidas por los alrededores, pero sin éxito. La policía también ha desplegado un amplio operativo para dar con el paradero de joven, que no tenía amigos y apenas salía de casa.