Los bomberos trabajando en la extinción del incendio de una nave industrial en Badalona, Barcelona, el 9 de diciembre de 2020

Otro incendio en España: fallece un niño de 7 y su madre y sus hermanos graves

Un incendio en una vivienda en Valencia se ha cobrado la vida de un niño de 7 años

Tragedia en Valencia. Tan solo un día después del fatal incendio ocurrido en una nave industrial de Badalona, sucede otro incendio de menor envergadura pero con consecuencias fatales. Un niño de 7 años ha fallecido en Valencia tras incendiarse una vivienda; sus dos hermanos de 3 y 9 años y su madre, han resultado heridos de gravedad debido a las quemaduras y a la intoxicación por humo.

El incendio se produjo alrededor de las 19.15 horas en un cuarto piso del número 77 de la avenida de la Malvarrosa en Valencia, donde acudieron una dotación de 5 equipos de bomberos que pudieron rescatar a la madre de 30 años y a sus tres hijos, que se encontraban en el rellano de su casa.

Fueron trasladados de urgencia por los servicios médicos a la Unidad de Grandes Quemados del Hospital La Fe de Valencia, pero finalmente uno de los niños acabó falleciendo. Los equipos médicos les tuvieron que practicar maniobras de recuperación y estabilización.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Según el CICU (Centro de Coordinación de Emergencias), otras tres personas tuvieron que ser atendidas en el lugar por los equipos de emergencia desplazados a la zona y fueron dadas de alta en ese mismo momento: dos hombres de 26 y 28 años por quemaduras leves y una chica de 18 años que tuvo una crisis de ansiedad.

Los equipos siguen buscando víctimas mortales en el incendio de Badalona

El balance provisional de víctimas en el incendio ocurrido el miércoles por la noche en una nave industrial abandonada en Badalona, es por el momento de tres muertos y 25 heridos.

Esta nave solía estar habitada por decenas de okupas e inmigrantes ilegales, mayoritariamente subsaharianos, muchos de los cuales pudieron escapar saltando por las ventanas o refugiándose en el tejado, pero se teme que muchos otros quedaran atrapados dentro, de donde no lograron salir y fallecieron. 

Los Mossos d’Esquadra sospechan que podría haber más víctimas mortales en la parte trasera del edificio no localizadas, donde han sido hallados los tres cuerpos sin vida, uno de los cuales sigue dentro del edificio y no puede ser retirado por la dificultad que entraña entrar en la nave. Las labores de rastreo se están llevando a cabo por un perro debido a la debilidad de la estructura, que a causa de la ferocidad de las llamas, quedó gravemente dañada y amenaza con derrumbarse. Además, se estudia si el edificio se deberá derrumbar.

De hecho, la misma noche del suceso, los bomberos tuvieron que salir y retroceder hasta 4 veces debido a cuatro hundimientos parciales que sucedieron dentro de la nave. Uno de ellos entrañó riesgo vital para algunos de los bomberos, pues como declaró el Conseller de Interior Miquel Sàmper, se cayó parte de un techo solo cinco minutos después de que una dotación de bomberos penetraran en el inmueble.

Un edificio ocupado desde hace 10 años

En esta nave industrial que lleva ocupada una década llegaban a malvivir entre 100 y 250 personas en condiciones muy precarias. El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, ha asegurado que ya han sido identificadas 60 personas que ocupaban ilegalmente la nave y que serán realojadas durante los próximos días por los Servicios Sociales para que no duerman en la calle.

«Es evidente que estamos ante una ocupación y que desde el Ayuntamiento venimos advirtiendo que podía producirse una desgracia» , ha declarado. La misma tarde del suceso, se personaron agentes de la Policía Nacional para acordonar la zona debido a los conflictos que provocaban los residentes de la nave.

De momento, no se sabe exactamente las causas del incendio, aunque algunos de los que lograron escapar de las llamas han asegurado que todo fue causado por unas velas, que alumbraban el interior de la nave después de que se quedara a oscuras al irse la electricidad. Al caerse una de ellas y estar todo lleno de cartones, sábanas y mantas, el fuego habría prendido rápidamente y sin remedio. Sin embargo, los equipos de investigación no descartan ninguna hipótesis y siguen investigando para saber si el fuego fue accidental o provocado.