Cordón de seguridad de los bomberos

Suceso en una nave en España: al menos 2 fallecidos y 17 heridos

El incendio se ha producido en una nave industrial en Badalona donde malvivían decenas de ocupas e inmigrantes; se teme que haya más víctimas mortales

Tragedia esta madrugada en Badalona, Barcelona. Por lo menos dos personas han muerto y otras 17 han resultado heridas en un incendio declarado ayer miércoles por la noche en una nave industrial de la zona del Gorg en Badalona donde vivían irregularmente varios cientos de personas, muchos de ellos inmigrantes subsaharianos.

Muchas personas lograron escapar del incendio tirándose por las ventanas y algunas se refugiaron en el tejado, donde fueron rescatadas por los bomberos. Sin embargo, los equipos de rescate temen que pueda haber más víctimas mortales dentro, en una nave que ha quedado totalmente calcinada y que ahora mismo está en riesgo de derrumbe, pues su estructura ha quedado gravemente afectada por la virulencia de las llamas.

El edificio se puede derrumbar en cualquier momento

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Muchos de los residentes que han logrado salvarse han alertado del temor de que varios de sus compañeros hayan fallecido en el incendio, ya que a estas horas no han logrado ser encontrados. Sin embargo, el estado de la nave ahora mismo impide entrar en el edificio para comprobarlo.

Hasta 28 dotaciones de bomberos se desplazaron a este incendio que comenzó poco antes de las 9 de la noche de ayer miércoles, en un incendio que los bomberos han dado ya por controlado y en el que lograron rescatar a casi 30 personas, aunque decenas de ellas huyeron a tiempo, pero se teme que muchas otras quedaran atrapadas dentro. 

El jefe de Bomberos, David Borrell, no ha descartado que las llamas puedan haberse cobrado más víctimas mortales aún no localizadas, además de los dos muertos que se han podido confirmar hasta el momento, pues tal y como han destacado, la virulencia de las llamas y el estado del edificio lo hacen «incompatible con la vida».

Uno de los fallecidos permanece aún dentro del inmueble, por la imposibilidad por parte de los servicios de emergencia de acceder en el mismo, pues su estructura amenaza con hundirse y ya se estudia la posibilidad de que se deba derrumbar para evitar riesgos.

De hecho, durante las tareas de extinción esta madrugada se han producido cuatro colapsos parciales de la estructura, algo que ha puesto en serio riesgo a los propios profesionales de los equipos de extinción de incendios.

Un recinto ocupado donde malvivían entre 100 y 250 personas

Según el alcalde de Badalona Xavier García Albiol, que se ha desplazado hasta el lugar de la tragedia, esta nave permanecía okupada desde hacía 10 años, y en el recinto podían malvivir habitualmente entre 100 y 250 personas. Muchas de las que escaparon del incendio ya han sido reubicadas por los Servicios Sociales de la localidad.

El alcalde ha destacado que esa misma tarde la Policía Nacional ya había acudido a la zona por problemas de civismo y convivencia que provocaban los habitantes de esta nave, y que esta situación ya la venía advirtiendo el consistorio mucho antes: «Es evidente que estamos ante una ocupación y que desde el ayuntamiento venimos advirtiendo que podía producirse una desgracia», ha lamentado Albiol.

Una vela podría ser la causante

Según las primeras declaraciones de algunos de los inquilinos del inmueble, el fuego podría haberse originado por culpa de una de las velas que alumbraba el interior después de que la nave se quedara sin electricidad y a oscuras. Al estar todo lleno de cartones, sábanas y maderas, el fuego habría prendido rápidamente y sin remedio.

Se trata de una hipótesis que por el momento no ha sido confirmado por los Mossos. Sin embargo, el Conseller de Interior Miguel Sàmper, ya ha alertado de que los efectivos trabajan casi sin información debido a la falta de colaboración de las decenas de personas que pudieron huir de la nave, pues muchos no entienden el español:  «Hay una barrera  idiomática importante y no nos han dado información sobre lo que hay dentro», ha explicado el Conseller, desplazado a la zona.