Montaje con foto del lugar de los hechos

Un hombre acaba muerto en su casa en España por el fatal error de su mujer

La mujer quería poner la marcha atrás pero arrancó el coche hacia delante donde estaba su marido

La apacible tranquilidad que reina en la urbanización Las Cubillas de Chinchón, en Madrid, se ha roto de forma trágica. Fue el pasado martes, a primera hora de la tarde, cuando un hombre de 66 años fue atropellado de manera accidental. Al volante del coche iba nada más y nada menos que su mujer.

La Guardia Civil abrió una investigación pero todo apunta a que se trató de un despiste con dramáticas consecuencias. De hecho, la mujer tuvo que ser atendida en el mismo lugar de los hechos, presa de una crisis de ansiedad. Los servicios de emergencias rescataron el cadáver de los bajos del coche.

La confusión de la mujer con el cambio de marchas condujo a la muerte de su marido, de manera desafortunada. Aunque parezca un caso aislado, no es la primera vez que los efectivos de emergencias atienden atropellos de este tipo. La mayoría se producen por despistes a la hora de aparcar.

El lamentable accidente

La víctima mortal, un hombre de 66 años, murió la tarde del martes al ser atropellado por su mujer de forma accidental. Ocurrió sobre las 17:00 horas en la entrada de su finca en la urbanización Las Cubillas del madrileño municipio de Chinchón. El 112 de la Comunidad de Madrid recibió la llamada de una mujer.

Foto del lugar de los hechos
Estado en el que quedó el coche accidentado | Emergencias 112

La mujer estaba muy alterada y aseguraba haber atropellado a su marido por un error. Al parecer se había confundido de marcha cuando intentaba entrar el coche en la finca. En vez de dar marcha atrás había arrancado con la primera en dirección a su marido, que estaba abriendo la puerta de la finca. 

El Nissan rojo que conducía golpeó al hombre y le pasó por encima hasta acabar encastado en la puerta de entrada. El hombre murió prácticamente en el acto y su cuerpo quedó atrapado debajo del vehículo. Los bomberos tuvieron que intervenir para levantar el vehículo y rescatar el cadáver.

Todo apunta a una confusión

Los servicios médicos del Summa 112 solo pudieron confirmar la muerte del hombre. Al llegar encontraron a su esposa en estado de shock, con un fuerte ataque de ansiedad y tuvieron que atenderla. La psicóloga de guardia del Summa se hizo cargo de la situación para consolar a la mujer.

Al tratarse de una muerte en extrañas circunstancias, la Guardia Civil abrió diligencias para esclarecer lo sucedido. Sin embargo, apenas llegar al lugar de los hechos se hicieron una idea de que se trataba de un accidente fortuito. Inicialmente no pudieron hablar con la mujer, debido a su estado.

▶️ Algo pasa con el caso Esther López y no cuentan toda la verdad

La primera hipótesis es que la mujer quería echar el coche hacia atrás, pero lo movió hacia adelante justo cuando su marido abría la puerta. Todo hacía pensar en un error, ya que la mujer se equivocó al colocar la marcha. Quería tirar hacia atrás para permitir que la puerta se abriera del todo, pero se confundió.

Otro desgraciado atropello

En los últimos días se ha conocido también el fatal accidente que acabó con la vida de una mujer embarazada en Madrid. La víctima resultó atropellada por su propio coche cuando iba a acceder a su vivienda, en la calle Pedro Rico de Fuencarral. Los hechos ocurrieron hace una semana, el viernes por la mañana.

Foto del lugar donde ocurrió el accidente que acabó con la vida de una mujer embarazada en Fuencarral, Madrid
Foto del lugar donde ocurrió el accidente que acabó con la vida de una mujer embarazada en Fuencarral, Madrid | TWITTER (@EmergenciasMad)

La mujer detuvo el coche antes de acceder al aparcamiento subterráneo del bloque de pisos donde residía. A continuación se dirigió hasta el maletero, pero el coche empezó a ir hacia atrás por la pendiente que había en el lugar. La mujer murió atrapada entre su coche y otro vehículo contra el que impactó.

Fruto del impacto la víctima sufrió heridas irreversibles en el cuello y en la cabeza, muriendo allí mismo. La policía abrió una investigación y todo apunta a que pudo producirse un falló en el freno de mano. Los dos accidentes ponen de manifiesto la necesidad de tomar todas las preocupaciones en estos casos.