ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Dos agentes y un vehículo de la Policía Nacional

Suceso en España: Acaba con la vida de su pareja y luego se tira por la ventana

El autor del crimen tenía una orden de alejamiento de su víctima

La localidad de Sagunt, en Valencia, se ha despertado este lunes, 10 de mayo, con una trágica noticia sobre la muerte de una vecina por un nuevo caso de violencia machista. Los hechos ocurrieron durante la noche del domingo, cuando alrededor de las 20:30 horas, una mujer de 60 años falleció a manos de su marido, un hombre de la misma edad.

Según han avanzado desde 'Levante', los hechos ocurrieron en una conocida calle de Port de Sagunt, donde el hombre habría acabado con la vida de su mujer y después se quitó su propia vida. Se da la circunstancia que el agresor tenía una orden de alejamiento de su víctima, pero se la saltó para cometer el crimen. Después de matarla, él se tiró por la ventana.

Tras recibir el aviso sobre lo sucedido, los servicios de emergencias movilizaron hasta la zona a varias patrullas de la Policía Local de Sagunt y de la Policía Nacional. También se desplazaron a la zona varias ambulancias, pero el personal sanitario no pudo hacer nada por salvar la vida de la mujer y tampoco la del hombre, solamente pudiendo certificar sus muertes. 

El citado medio explica que la víctima habría muerto degollada por algún corte o acuchillamiento en el cuello, mientras que el hombre se tiró por la ventana del domicilio cuando la policía ya estaba en la puerta del edificio. Se desconoce todavía si se tiró porque se vio acorralado por la situación o si esa era su intención tras el crimen. 

Lo que sí se sabe es que un juez había interpuesto una orden de alejamiento del agresor respecto con la víctima, por lo que sí que había antecedentes de violencia de género en esta pareja. El hombre no podía acercarse a la víctima ni mantener ningún tipo de contacto ni comunicación con ella, pero eso no frenó sus intenciones y acabó quitándole la vida. 

Amenaza a su pareja tras interponer una orden de alejamiento

Hace ya tiempo que muchos expertos en violencia de género denuncian que las órdenes de alejamiento, en muchos casos, no son suficientes en este tipo de casos de violencia, ya que el agresor está dispuesto a recibir el castigo por saltárselo con tal de ver sufrir a su víctima, y a veces, de quitarle la vida. 

Se da la circunstancia de que algunos días antes del crimen de Sagunt, en la misma provincia de Valencia, otro hombre amenazó a su expareja después de que ella pidiese una orden de alejamiento. 

El hombre, de 55 años, fue detenido por la Policía Nacional después de amenazar a su expareja cuando solo hacía unas pocas horas que el juez dictó una orden de alejamiento contra él. El hombre le envió hasta ocho audios a su teléfono móvil profiriéndole varias amenazas, algunas de ellas de muerte.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, 5 de mayo, cuando un Juzgado de lo Penal decretó una orden de alejamiento del hombre para que no se acercase ni se comunicase con su expareja, a quien en 2019 agredió con varios golpes en la cabeza en plena calle. 

Siete horas después de recibir la sentencia, el hombre envió varios audios a su expareja diciendo cosas como «te voy a matar, perra, golfa, puta» y «se me va a ir la cabeza», según se incluye en el comunicado de la Jefatura Superior. 

El primero de los mensajes amenazantes tardó apenas una hora y media en enviarlo después de recibir la sentencia, en el que agradecía a su expareja haber acudido al juzgado. Horas más tarde le empezaría a enviar los mensajes amenazantes.