Manuela Chavero, natural de la localidad extremeña de Monesterio, desapareció de su casa el 5 de julio de 2016 sin dejar rastro.

La petición de la hermana de Manuela Chavero al confesor del crimen 4 años después

Emilia Chavero desvela que la familia siempre sospechó del joven de 28 años que ha confesado el crimen de su hermana cuatro años después

La hermana de Manuela Chavero, la chica desaparecida hace cuatro años cuyo caso ha dado un giro con la confesión del crimen por parte de uno de sus vecinos, ha roto el silencio para  hacer una petición al asesino confeso: «Esperamos que diga dónde está». Además, ha desvelado que su familia siempre sospechó de él.

Según Emilia Chavero, la hermana de Manuela, Emilio Delgado, el joven de 28 que ha confesado el crimen a la Guardia Civil, es «una persona violenta que estaba obsesionado con mi hermana» y por eso estuvo desde el primer momento en el foco de sus sospechas.

Emilia Chavero asegura conocerle perfectamente e incluso habló con él un mes después de la desaparición de su hermana. Ahora recuerda un detalle de aquella conversación: «Por eso no me miraba a los ojos». Emilia dice que ha dejado a una familia destrozada y a dos niños sin su madre, y le pide que al menos diga dónde está el cuerpo de su hermana.

Según el relato de Emilia, los investigadores llamaron a las nueve de la noche del miércoles para informar a la familia de que habían detenido a un sospechoso. «Al principio no querían decir quién era, pero yo insistí y me lo dijeron», explica, y añade que la familia está esperando a que el asesino confeso hable para decir dónde está el cuerpo de Manuela.

Manuela Chavero desapareció de su casa, donde se encontraba sola, el 5 de julio de 2016 en la localidad de Monesterio, en Badajoz (Extremadura). La detención, cuatro años después de los hechos, se desencadenó a raíz de una carta anónima recibida hace unas semanas en la que «alertaba de que alguien vio algo o alguien habló algo», desvela Emilia.

Un golpe de suerte

La hermana de la víctima celebra que por fin llegara ese «golpe de suerte» porque sino «ese no hubiera soltado prenda». Agentes de la UCO de la Guardia Civil procedieron a la detención del vecino de la localidad de Monesterio, de 28 años, que luego confesó el asesinato. 

El otro hermano de Manuela, José Carlos Chavero, cuenta que la familia siempre mantuvo una esperanza de encontrarla con vida. Por eso reconoce que la confesión ha sido un golpe y que estos «van a ser días muy duros».

Emilia Chavero tenía 42 años y desapareció después de haber estado con una amiga, la última persona que la vio. Luego volvió a casa en la Urbanización La Noria, y ahí se le perdió el rastro. Según la confesión, Emilio Delgado la habría matado, aunque aún se desconocen los detalles de una investigación que hace sólo algunos días seguía sin resolverse. 


Comentarios