Cordón policial de la Policía Nacional

Encuentran muertos a una madre y a su hijo en España: llevaban días fallecidos

Se trata de una anciana de 91 años y su hijo autista de 48 que murieron por causas naturales

La crónica de sucesos abre plana hoy con el macabro hallazgo de dos cuerpos sin vida en avanzado estado de descomposición en Madrid. Según ha trascendido, los fallecidos son una madre y su hijo que murieron en su domicilio de la calle Atocha. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación.

Los vecinos alertaron a los servicios de emergencia de la presencia de un fuerte olor que salía de una vivienda. Sanitarios del Samur-Protección Civil se desplazaron hasta la vivienda para atender el aviso de los vecinos. Según Emergencias Madrid, en el interior hallaron dos cadáveres.

Los cuerpos de una madre y su hijo yacían sin vida en el interior del domicilio, tal y como confirmaron los efectivos médicos. El avanzado estado de descomposición evidenciaba que llevaban tiempo muertos. Se desconocen por ahora las circunstancias de la muerte, y hay una investigación en marcha.

Consternación entre los vecinos

El suceso ocurrido en pleno centro de la capital ha despertado la expectación entre los vecinos, que no dan crédito a lo ocurrido. El hallazgo de los cadáveres parcialmente descompuestos de una mujer y un varón han causado estupefacción. Ha tenido lugar en la cuarta planta del número 35 de la calle Atocha.

Foto del lugar
Los cadáveres han sido hallados en esta vivienda | Archivo

En una primera inspección ocular observaron que esas dos personas llevaban muertas varios días. Según ha trascendido, los cadáveres no presentaban signos de violencia y se baraja la hipótesis de una muerte natural. Los cadáveres fueron trasladados al anatómico forense para que puedan hacer las autopsias.

El trabajo de los forenses permitirá arrojar más luz sobre las circunstancias en las que murieron madre e hijo. Presumiblemente murieron con pocas horas de diferencia, ya que los cuerpos presentan un estado de descomposición parecido. A partir de ahí habrá que determinar el origen del suceso.

Lo que se sabe hasta ahora 

Según informa Nius, los fallecidos son una mujer de avanzada edad y su hijo de mediana edad, residente en la calle Atocha de Madrid. Ella tendría 91 años y él 48, y según esta publicación el hijo sería autista. Todo apunta a que murieron por causas naturales, aunque tendrá que ser confirmado por las autopsias.

▶️ Polémico entierro de Álex Pensado, el joven de 23 años fallecido

Al parecer la mujer y el hijo salían poco de casa y no tenían familiares o conocidos cerca. Por eso su ausencia no llamó la atención de los vecinos, que solo se vieron alertados por el fuerte olor que salía de la vivienda. Ahora se confirma el triste final, y habrá que esperar para conocer más detalles.

En España es relativamente frecuente la muerte de personas que viven solas y cuyos cuerpos no se descubren hasta al cabo de un tiempo. A menudo esas personas no tienen conocidos cerca ni salen mucho de casa ni tienen relación con los vecinos. Este parece ser el caso del suceso de Atocha.

Muere una madre y su bebé de meses

La crónica de sucesos trae hoy otra noticia luctuosa con la muerte de dos personas por un escape de gas en Zaldibia (Guipúzcoa). Se trata también de una madre de 25 años y su hijo de 17 meses, que habrían muerto en su casa al inhalar el gas tóxico. El suceso ha tenido lugar esta mañana en el domicilio familiar.

Ha sido el padre de familia quien ha avisado a los servicios de emergencia tras encontrarse indispuesto. En otra habitación encontró a su mujer y a su hijo pequeño inconscientes. Los servicios de emergencia solo pudieron confirmar su muerte, y trasladaron al varón al centro médico donde evoluciona favorablemente.

Se trataría del segundo hallazgo luctuoso en pocas horas en España, aunque en ambos casos parece no haber indicios criminales. La mujer y el hijo hallados muertos en Atocha parece que murieron por causas naturales. En el caso de Zaldibia, en el País Vasco, se trataría de una inhalación de monóxido de carbono.